Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Patxi Zamora Aznar Portavoz de KOntuz!

“Mi despido es una canallada, pero le vamos a dar la vuelta”

Iberia ha despedido a Patxi Zamora después de que la Guardia Civil le haya retirado sin motivación la credencial aeroportuaria. Lo atribuye a una “venganza” política

Ibai Fernandez - Domingo, 21 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

Patxi Zamora muestra el documento de la Guardia Civil que lo declara “no apto”.

Patxi Zamora muestra el documento de la Guardia Civil que lo declara “no apto”. (Foto: Oskar Montero)

Galería Noticia

Patxi Zamora muestra el documento de la Guardia Civil que lo declara “no apto”.

Pamplona- El pasado 27 de noviembre el responsable de seguridad aeroportuaria de la Guardia Civil retiró la credencial de trabajo a Patxi Zamora (Pamplona, 1965), auxiliar de vuelo de Iberia durante 31 años. Lo hizo sin justificación. Motivo por el que Iberia ejecutó el despido de Zamora el pasado 16 de enero. Una “canallada” que atribuye a una “venganza” por sus denuncias de Caja Navarra, y contra la que ha iniciado ya una doble batalla judicial en lo laboral y en el contencioso administrativo por vulneración de derechos fundamentales.

¿Cómo ha vivido todo lo ocurrido?

-Ha sido un vía crucis. A dos años de jubilarme en mi empresa me quedo en el paro con dos hijas a mi cargo. Así que, claro, estoy preocupado. Pero también estoy fuerte, porque estoy convencido de que vamos a salir a delante. Todavía no sé cómo, pero le vamos a dar la vuelta.

¿Cómo recibe la noticia?

-Había vuelto de un vuelo y estaba en las dependencias de mi trabajo en Madrid preparándome para volver a Pamplona. Me llama el responsable de mi departamento, que engloba a unos 4.000 tripulantes, y me dice que me han retirado la tarjeta.

¿Por qué?

-No dan explicaciones. El alto mando de la Guardia Civil solo señala que soy “no apto”. Punto.

¿Qué su pone la tarjeta?

-Es como si a un transportista le quitan el carné de conducir. Habrá más de 100.000 tarjetas como la mía, y la he renovado muchísimas veces sin ningún problema. Pero sin ella no puedo entrar en el avión y, por lo tanto, no puedo hacer mi trabajo.

¿Es habitual que se declare “no apto” a un trabajador?

-No, para nada. Y menos sin justificación. De hecho, al principio tanto yo como la empresa pensábamos que era un error. Así que presento el certificado de penales, que dice que no tengo ningún antecedente, hago una nueva solicitud... pero me la vuelven a denegar. Es entonces cuando empiezo a hablar con el sindicato y con los abogados, y todo el mundo coincide en que esto huele a canallada. Una venganza por el trabajo de Kontuz! en el caso Caja Navarra.

“Muchas veces nos han amenazado con querellas, pero han ido a hacernos daño en lo personal, quitándonos nuestro puesto de trabajo”

¿No ha habido margen de acuerdo con Iberia?

-No, porque la decisión es de la Guardia Civil. Iberia me ha aguantado casi dos meses pagándome sin trabajar, porque estaban tan alucinados como yo y no sabían qué hacer conmigo. Saben que se trata de una injusticia de libro. De hecho, han intentado mediar, pero han visto claro lo que había.

¿Y qué había?

-Una vendetta política. Cuando me deniegan por segunda vez la tarjeta, uno de los jefes habla directamente con un alto cargo de la Guardia Civil para pedirle explicaciones, y la contestación es clara: “Patxi Zamora no va a volver a volar más en la puta vida”, le dice. Hemos hecho todos los trámites administrativos posibles, pero ni la Guardia Civil ni el Ministerio se han dignado a contestar.

¿Vincula todo a su papel en Kontuz!?

-Es evidente que aquí hay una mano muy poderosa de alguna persona que nos tenía muchas ganas. Nos dijeron que se iban a querellar por el libro El Banquete, pero en vez de eso han venido por lo personal. A por mi trabajo, que me gané por oposiciones y en el que he cumplido profesionalmente estos 31 años. Y eso me parece muy triste, porque yo nunca he deseado a nadie que vaya a la cárcel ni que se quede sin trabajo. Solo hemos querido que dieran la cara y que asumieran su responsabilidad.

¿Sospecha de alguien?

-No puedo decir nombres porque no tengo pruebas. Pero cualquiera que se haya leído El Banquete podrá pensar por dónde va la historia.

¿Y ahora qué?

-De momento estoy despedido, así que toca batallar en los tribunales. También vamos a promover iniciativas sociales y en el ámbito político, tanto en Navarra como en las Cortes Generales. Porque hoy soy yo, pero esto es un aviso a navegantes.

¿Se arrepiente de haberse significado tanto públicamente?

-No. Porque la diferencia entre nosotros y los canallas es que nosotros asumimos compromisos porque queremos una sociedad un poco mejor, y ellos lo hacen por ambición, egoísmo y egocentrismo. Esa es nuestra diferencia.