Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Navarra deja de ingresar 12 millones al año por no tener la competencia de tráfico

Todas las multas que imponen la Policía Foral y la Guardia Civil en la Comunidad Foral y algunas de las tramitadas por las Policías locales las cobra la Dirección General de Tráfico

Javier Encinas - Domingo, 21 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

Un agente de la Policía Foral atiende un control en el peaje de la AP-15 en una jornada con niebla.

Un agente de la Policía Foral atiende un control en el peaje de la AP-15 en una jornada con niebla. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Un agente de la Policía Foral atiende un control en el peaje de la AP-15 en una jornada con niebla.

pamplona- Navarra deja de ingresar en torno a 12 millones de euros al año por no tener en exclusiva la competencia en materia de Tráfico. Pese a que se trata de una vieja aspiración que los sucesivos gobiernos forales han reclamado con mayor o menor insistencia al Estado, la realidad es que nunca ha fructificado esta reivindicación que impide, por un lado, un mayor despliegue de la Policía Foral y que, por otro, cuesta una importante cantidad a las arcas públicas de la Comunidad.

De acuerdo con la información facilitada por la Jefatura Provincial de Tráfico en Navarra, el importe recaudado por las multas de tráfico impuestas en la Comunidad Foral en el año 2016 ascendió a 12.076.815,42 euros, según figura en la respuesta trasladada desde el Gobierno navarro a una pregunta del parlamentario de EH Bildu Maiorga Ramirez. Todo este dinero lo recibió la Dirección General de Tráfico (DGT), y no revirtió directamente de ninguna de las maneras en la Comunidad Foral. Pese a que el dato se corresponde a 2016, fuentes de Policía Foral señalaron a este periódico que se trata de una cantidad similar la que se pierde todos los años.

situación más que peculiarLa situación que se vive en Navarra en materia de Tráfico es cuando menos peculiar. La Comunidad Foral es dueña de sus carreteras y entre sus numerosas responsabilidades están su conservación, su señalización y su vigilancia. Tres conceptos a los que debe dedicar grandes esfuerzos de personal y económico. Lógicamente, la vigilancia lleva aparejada la capacidad de denunciar las infracciones detectadas que se materializan en sanciones que, sin embargo, cobra en su práctica totalidad la DGT y ni uno de esos euros llega a las arcas del Gobierno foral.

La mayoría de las multas que impone la Policía Foral son por irregularidades detectadas en vías interurbanas, pero también tiene capacidad sancionadora en vías urbanas. En este último caso, el importe de las multas termina ingresado en el ayuntamiento del municipio donde se ha registrado la infracción siempre que se trate de un quebranto del reglamento general de circulación, como lo es un exceso de velocidad, una etilometría positiva o un adelantamiento indebido, etc.

Por el contrario, cuando se trata de una infracción al reglamento general de vehículos y conductores, el importe de esas multas también tiene como único destino la DGT. En este apartado se engloban las sanciones derivadas de conducir con el permiso caducado, sin el seguro obligatorio, con deficiencias en el alumbrado o sin haber superado la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), etc.

En estas situaciones es la DGT la receptora del pago de las multas, con independencia de que hayan sido impuestas por la Policía Foral o por cualquiera de las policías municipales que hay en Navarra.

En definitiva, la DGT hace caja con todas las multas que se imponen en la Comunidad Foral, con la excepción de las tramitadas en vías urbanas por la Policía Foral o por las policías locales por infracciones al reglamento general de circulación, que son cobradas por los ayuntamientos correspondientes.

despliegue coordinadoCorresponde a Policía Foral y Guardia Civil velar por la seguridad en las vías interurbanas, que es precisamente donde se registran los siniestros más graves. Ambos cuerpos destinan para desarrollar esta tarea en torno a unos 230 efectivos. Con el fin de evitar duplicidades, los responsables de ambas policías mantienen un despliegue coordinado y se reparten por turnos la vigilancia de las vías más importantes, como son las autovías, autopistas y carreteras nacionales.

Cuando se produce un accidente, el cuerpo policial que llega antes al lugar del siniestro es el que se hace cargo del atestado y de la correspondiente investigación.

¿QUIÉN PONE LAS MULTAS?

Cualquier Policía, menos la Nacional. En Navarra la imposición y tramitación de multas de tráfico recae tanto en la Policía Foral como en la Guardia Civil y las Policías locales. En principio, los dos primeros cuerpos operan en las vías interurbanas y las otras en las urbanas, pero también la Policía Foral y la Guardia Civil están facultadas para sancionar dentro de la ciudad.

¿QUIÉN cobra LAS MULTAS?

La Dirección General de Tráfico y los ayuntamientos. Todas las multas que impone la Policía Foral en vías interurbanas, que son la mayoría de las que tramita, las cobra la DGT, mientras que las denuncias que realiza en vías urbanas las percibe el ayuntamiento de la localidad correspondiente. Además, las infracciones al reglamento general de vehículos y conductores (circular con el permiso caducado, sin la ITV, sin seguro, etc) detectadas por las policías locales también las ingresa la DGT. Los ayuntamientos solo cobran las sanciones por incumplir el reglamento general de circulación (exceso de velocidad, aparcamiento indebido, etc).

NÚMERO DE EFECTIVOS

Unos 230. Tanto Policía Foral como Guardia Civil cuentan con unos 230 efectivos para velar por la seguridad en las carreteras de Navarra.

Últimas Noticias Multimedia