Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Apuesta por mantener el modelo, pero con más plantilla y nueva organización

El departamento está trabajando un plan director para actualizar un esquema derivado del decreto de 2005

Domingo, 21 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

Un guarda forestal recogiendo larvas de ranas en una charca de Arbizu para garantizar su superviviencia.

Un guarda forestal recogiendo larvas de ranas en una charca de Arbizu para garantizar su superviviencia.

Galería Noticia

  • Un guarda forestal recogiendo larvas de ranas en una charca de Arbizu para garantizar su superviviencia.
“Ni llevamos armas ni queremos llevarlas. Nuestra labor es la gestión integral del Medio Ambiente”

salvador del pino

Jefe de Sección de Guarderío

Pamplona- Salvador del Pino tiene un nombre que ni pensado ad hocpara un defensor de la Naturaleza y el Medio Ambiente... Formado como perito agrícola, acumula una amplia experiencia en el mundo del guarderío forestal, caza y pesca. De hecho dirige una de las secciones del Gobierno de Navarra con más funcionarios bajo su estructura. Un caso bastante insólito en el organigrama... Los cambios organizativos son un reto de este colectivo para los próximos años pero tan importante como los números, las cuentas y los decretos es la filosofía, el modelo de guarderío forestal. Con un larga historia que se remonta a la antigua Diputación, los que está claro es que el decreto de 2005 está ya desbordado por las nuevas realidades y que algunos intentos pasados de actualizarlos resultaron infructuosos por la falta de un soporte técnico y del consenso con los profesionales. Son historias de legislaturas pasadas en las que el colectivo salió también muy trasquilado en asuntos materiales. Basta ver el parque móvil y algunas de las sedes (aunque se están realizando inversiones para mejorarlas) del guarderío. Se trata, según opina Salvador del Pino, de recuperar el tiempo y mirar hacia el futuro partiendo de una reflexión que apuntala la idea del guarda forestal como “un empleado público especializado en el Medio Ambiente”. Esto es lo sustantivo de su figura aunque, sin olvidar el adjetivo de “agente de la autoridad” derivada precisamente de unas de sus funciones como es velar por los “espacios y las especies” (además de otras larga serie de tareas) y que le da potestad para sancionar. No obstante, Salvador del Pino tiene claro también donde se encuentra la siguiente frontera. “Ni tenemos armas ni queremos armas. Somos agentes de la autoridad pero no un cuerpo armado ya que nuestra filosofía es la de gestores integrales del Medio Ambiente”, resalta, añadiendo que lógicamente se trabaja en colaboración con otros agentes que sí van armados como la Policía Foral o la Guardia Civil. Se trata de un reparto de tareas en función de la especialización de cada colectivo. Los guardas forestales son expertos en Naturaleza y Medio Ambiente. Las diversas policías son especialistas en la investigación, detenciones, procedimientos judiciales... Son funciones complementarias en las que cada cuál tiene un valor añadido. Esa es la reflexión de fondo que subyace en el borrador de plan director que detecta también puntos fuertes y débiles . Uno de ellos es claro: es una plantilla corta y con excesiva temporalidad. Hoy hay 8 guardas mayores, 4 guardas mayores adjuntos y 98 guardas forestales. El tema de la eventualidad se quiere reducir solicitando 26 plazas al Estado en el plan de Estabilización. El asunto cuantitativo deberá de ser la consecuencia de una apuesta presupuestaria. El guarderío está trabajando en una argumentación técnica en función de tareas, hectáreas... Parece necesario volver a niveles de 140 o 150 guardas, apuntan otras fuentes, aunque es un tema en estudio. - J.I.C.

Herramientas de Contenido