día de san sebastián

Fiesta por todo lo alto en uno de los días más esperados del calendario

Tafalla rinde honores a su patrón con el desfile de la Corporación y su vistoso cortejo, Misa Mayor o una tamborrada en la víspera

Carmelo Armendáriz - Domingo, 21 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:11h

Dantzaris y timbaleros por la calle Túbal.

Dantzaris y timbaleros por la calle Túbal.

Galería Noticia

Dantzaris y timbaleros por la calle Túbal.Gigantes y gaiteros en la entrada a Santa María.Tamborrada junto al pasadizo del Txistulari en la tarde del viernes.El edil Jacinto Goñi, en la ofrenda del cirio.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

tafalla- Con toda una serie de celebraciones cívicas y religiosas, la ciudadanía tafallesa festejó ayer por todo lo alto la jornada dedicada a su patrón, San Sebastián, uno de los días más esperados del calendario. Los principales actos estuvieron centrados en la Misa Mayor, el desfile de la Corporación con su vistoso cortejo y las comidas familiares o de cuadrillas, que como la noche anterior llegaron a completar la mayor parte de restaurantes, bares, sociedades gastronómicas y txokos de la ciudad.

La jornada, con un cielo encapotado que no trajo lluvias y con una temperatura agradable de 8º en las horas del mediodía, se inició a las 6.30 de la mañana con el canto por las calles de la más popular y conocida de las auroras tafallesas, la dedicada a San Sebastián compuesta por Julián Flamarique en 1904. Horas más tarde, a las 11.30, daba comienzo el desfile del cortejo que acompaña a la corporación en su traslado hasta Santa María, donde tuvo lugar la Misa Mayor en honor al patrón.

La vistosa y colorista comitiva que acompaña a los munícipes la iniciaba la Comparsa de Gigantes y Cabezudos con dos bandas de gaiteros. Tras ellos, desfilaron los componentes de Tafallako Dantza Taldea, divididos en dos grupos. Los bailes los interpretaron bajo las melodías de un nutrido grupo de txistularis, seguidos por el grupo de clarines y timbales.

Posteriormente, desfilaron los maceros y la corporación en torno a la bandera de la ciudad portada por la edil de UPN, Raquel Irigalba. En este desfile participaron todos los ediles a excepción de Soco Ojer (I-E) que siempre se ha manifestado contraria a acudir, como corporativa, a actos de índole religiosa. Cerrando el cortejo, la Banda de Música La Tafallesa, dirigida por Óscar de Esteban, que durante la subida a la iglesia interpretó la Marcha a San Sebastián, de Miranda y La Fuente, mientras en el regreso hasta la Casa Consistorial, una vez finalizada la misa, pusieron las notas a la melodía Evocación de Emilio Cebrián.

compromiso renovado A las 12 del mediodía dio comienzo la Misa Mayor con la iglesia completamente llena de fieles. En el momento de las ofrendas, el edil Jacinto Goñi (EH Bildu) que tomó posesión el pasado mes de noviembre en sustitución de Marian González, fallecida unas semanas antes, fue quien realizó en esta ocasión la ofrenda del cirio, por delegación del alcalde y compañero de grupo, Arturo Goldaracena. Con este acto se renueva cada año el compromiso que hizo la ciudad en el año 1426, de tener a San Sebastián como patrono único y perpetuo.

Además, después de que en el mediodía del pasado domingo se celebrase por primera vez una tamborrada txiki, la tarde del viernes más de medio centenar de tamborileros y txistularis salieron a las calles de Tafalla para alegrar con sus festivas melodías la tarde de víspera de San Sebastián.