Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Urdiain y Bakaiku honran a San Antón

Herederas del pasado arriero del valle de la Burunda, estas cofradías del siglo XVII continúan vivas en pleno s. XXi

Un reportaje de N. Mazkiaran - Domingo, 21 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:11h

Foto de familia de la cofradía de Urdiain el exterior de la iglesia, donde no faltaron las bendiciones.

Foto de familia de la cofradía de Urdiain el exterior de la iglesia, donde no faltaron las bendiciones. (N.M.)

Galería Noticia

  • Foto de familia de la cofradía de Urdiain el exterior de la iglesia, donde no faltaron las bendiciones.
  • La hermandad de Bakaiku también se volvió a reunir ayer en una comida tras una misa al mediodía.
  • Iñaki Saez de Adana y Francisco Javier Negrín fueron velero y mayordomo ayer en Bakaiku.

Fieles a su cita, el sábado siguiente al 17 de enero, las cofradías de San Antón de Urdiain y Bakaiku honraron ayer a su patrón, santo relacionado con los animales y que recuerda la importancia del ganado en épocas todavía recientes. Lo cierto es que en estas dos localidades continúan vivas estas hermandades, y también en la vecina Iturmendi, que conmemorarán hoy a su patrón. En los tres casos hunden sus raíces en el siglo XVII de mano de los arrieros. Y es que el transporte de mercancías con animales fue una actividad destacada siglos atrás en el valle, dada su situación geográfica.

Como manda la tradición, la jornada comenzó con una misa al mediodía. Fue más corta en Urdiain, y de la iglesia salieron los cofrades cantando. Después no faltaron las bendiciones lau haizetara y la foto de familia, para después almorzar en la sociedad Tintiniturri. La siguiente parada fue en el auzo, donde el secretario, Miguel Ángel Zubiria, hizo balance del último año, con una baja por fallecimiento de Eduardo Olaiz y un alta, Josu Lanas. Así, el número de cofrades se mantiene en torno al medio centenar. De éstos, 33 se reunieron en una comida en la sociedad Ai-tziber. Ayer se despidieron como mayordomos Peio Senosiain y Tomás Etxarri, que fueron relevados por Josetxo Aldaz y Txomin Goikoetxea, que serán los encargados de las celebraciones del pasado año. Además, mayordomos salientes y entrantes deben agasajar a los cofrades en sus casas, una ronda con la que se alargó la tarde.

Otra costumbre que se mantiene en Urdiain es dar una ayuda a la familia de los cofrades fallecidos el último año, que en la actualidad es de 200 euros. “Hay que plantearse subir esta ayuda”, apuntó Zubiria, perteneciente a una familia que ha estado siempre muy vinculada a la cofradía. “Ha llegado el momento de democratizar” bromeaba este urdiaindarra. Al respecto, recordaba que en esta hermandad hay otras normas no escritas, como que todos los miembros son casados pero que está abierta a los cambios, a solteros y a la admisión de mujeres pero que hasta la fecha no ha habido ninguna solicitud en este sentido. El origen de esta cofradía se remonta a 1691, año en que fueron redactados sus estatutos. No obstante, hay constancia de que ya existía con anterioridad.


EN BAKAIKU También heredera del pasado arriero del valle de Burunda es la cofradía de Bakaiku, que en la actualidad cuenta con 96 cofrades, dos menos tras el fallecimiento de Patxi Aiestaran y Tomás Ondarra y ningún alta, según explicó el mayordomo saliente, Francisco Javier Negrín, nacido en Tenerife aunque vecino de Bakaiku desde hace una década. Al respecto, destacaba la oportunidad que le había supuesto el cargo para conocer más a los vecinos, sobre todo a los mayores, para los que la cofradía es algo importante y que hay que mantener. A este canario le sustituyó Iñaki Saez de Adana, hasta ahora velero, que pasó el cargo a Roberto Ramos.

En las celebraciones de Bakaiku tampoco faltó una comida, que reunió a 56 comensales en Bakarreko Etxea, con una animada sobremesa con Ainhoa Kintana al acordeón. Del origen de la cofradía de Bakaiku no hay documentación, aunque se conserva un libro de 1716.

Herramientas de Contenido