día de san sebastián

Sangüesa, con nueva batuta

Imanol Blasco dirigió a la banda en procesión

El tiempo acompañó en la concurrida mañana

M. Zozaya Elduayen - Domingo, 21 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:11h

La Asociación Banda Municipal posó con instrumentos y ganas en la puerta de Santiago en la mañana de estreno de Imanol Blasco al frente de la formación en la procesión.

La Asociación Banda Municipal posó con instrumentos y ganas en la puerta de Santiago en la mañana de estreno de Imanol Blasco al frente de la formación en la procesión.

Galería Noticia

La Asociación Banda Municipal posó con instrumentos y ganas en la puerta de Santiago en la mañana de estreno de Imanol Blasco al frente de la formación en la procesión.Los hermanos José y Jesús Mari Ibáñez flanquearon la bandera y al edil Solozábal.Imanol Blasco y Javier Calvo, juntos al frente de la banda.Rocamador Dantza Taldea acompañó al Ayuntamiento.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Sangüesa/Zangoza- No sólo no llovió ayer en la mañana de San Sebastián en Sangüesa, sino que el sol dio luz y calor a la ciudad que recorrió en concurrida procesión de sábado las calles con la figura del santo.

La mecha de las fiestas txikitas en su honor la prendió la víspera el alcalde, Ángel Navallas, y caminó ayer de nuevo entre la corporación municipal que formó parte del séquito procesional.

Y como manda la tradición, puntuales a su cita con el día señalado como fiesta local, parte del grupo de Rocamador Dantza Taldea (seis parejas y abanderado), les esperaban en la puerta de Santiago como vienen haciendo desde su fundación, acompañando en el recorrido, sin danzas.

Porque el protagonismo del baile es para los gigantes que ponen en escena “La Jota Vieja de Sangüesa” interpretada conjuntamente por la banda y los gaiteros, con sus aplaudidos cruces que ayer protagonizaron Nacho Lacosta, Pedro Roldán, Alfredo Miranda y Fermín San Martín con manifiesta satisfacción por cómo habían bailado y sobre todo, por haber podido salir a la calle en contra de todo pronóstico.

“Hemos ensayado toda la semana, y pensábamos que la lluvia no nos dejaría actuar, pero aquí estamos disfrutando”, declaraba Pedro Roldán, ya incorporados los gigantes a la procesión (ocho figuras, intercalados handis y txikis, precedidos de los cabezudos), con nutrido y joven acompañamiento pendiente de ellos.

Fue el tramo de la procesión más intergeneracional , el que va de abuelos a nietos a golpe del tambor de Ana Iso, Fran López y Patxi Vique.

Por la Sangüesa engalanada, les siguieron los maceros, José (en su debut), y Jesús Marí Ibáñez, hermanos e hijos del que también fuera macero, Joaquín Ibáñez. Ambos saludaban sonrientes a su paso flanqueando la bandera de la ciudad portada por el concejal Javier Solozábal.


dos al frenteEn la mañana de San Sebastián, cuando se unen todas las músicas en procesión: de gaitas, txistus y banda, las miradas se posaron en el nuevo director que ayer se estrenaba ante la vecindad. El joven Imanol Blaco Itoiz, (percusionista), al frente de la formación desde primeros de enero como director, labor que compartirá con Javier Calvo Lerga (clarinete) subdirector, sustituyendo a Jokin Borromeo, que ha aparcado la batuta tras de dieciséis años, para dedicarse de lleno y fortalecer la banda con la tuba.

Músicos del mismo tiempo, alumnos del Conservatorio Superior con una década en la banda y ambos quintos del 94, van a desarrollar una codirección, para lo que ya han repartido la tarea: “ “Hemos dividido el año por actos de la agenda festiva, entre salidas y conciertos.

Conscientes de la herencia de su antecesor “que impregnó a la banda de juventud y la dotó de un nuevo repertorio”, aseguraban seguir contando con su apoyo y confianza, al tiempo que transmitían ilusión por colaborar en dar un impulso cultural a la ciudad, que ayer brindó a Blasco largo y sentido aplauso de estreno a pie de calle.