segunda división b | Tudelano 1 Amorebieta 1

De menos a más

empate sufrido | el tudelano, que falló un penalti, cometió errores al principio y pudo ganar al final

María Mendoza - Lunes, 22 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

Víctor Bravo celebra el gol anotado junto a Esnáider.

Víctor Bravo celebra el gol anotado junto a Esnáider. (María Mendaza)

Galería Noticia

Víctor Bravo celebra el gol anotado junto a Esnáider.

TUDELANO Pagola, Iñaki Jiménez, Sergio Martínez, Meseguer, Corral, Lázaro, Adán Pérez, Óscar Vega (Lizarraga, min.73), Ion Vélez, Víctor Bravo, Juan Esnaider (Mika Junco, min.80).

AMOREBIETA Zabal, Agirrezabala, Morgado, Simic, Luengo, Galarza, Juaristi (Sentí, min.89), Ubis (Ortega, min.83), Jon Ander, Seguin (Héctor Sánchez, min.76), Álvaro.

Goles 0-1, m.3: Ubis. 1-1, m.33: Víctor Bravo.

Árbitro Víctor García Verdura, auxiliado en las bandas por García Urbaneja y Alegre López. Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Lázaro y Óscar Vega y a los visitantes Juaristi, Agirrezabala y Álvaro.

Estadio Ciudad de Tudela. 600 espectadores.

tudela- Empate en un encuentro en el que a los blanquinegros les pudieron costar muy caros sus errores iniciales. Los de Tudela salieron dormidos y con muchas dudas en los primeros minutos de juego, pues ya en el minuto tres mandaban en el marcador los hombres de Joseba Etxeberria. El encargado de abrir la lata sería Ubis, quien remató a placer un balón peinado en un córner.

Solo un minuto después, Jon Ander podía haber sentenciado el marcador para los suyos, con una carrera por la izquierda que solo pudo ser detenida por Pagola. En esta tesitura transcurrió el choque en el primer cuarto de hora. Muchos fallos en defensa e insistencia de los azules en el área local.

A partir de ahí, los navarros fueron encontrándose algo más cómodos sobre el césped y vieron posibilidad de empatar cuando Víctor Bravo cayó derribado dentro del área. Fue el propio jugador blanquinegro el que lanzó la pena máxima, pero para infortunio de los riberos, Zabal adivinó las intenciones de Bravo.

Aunque el extremo izquierdo no estaba dispuesto a castigar a su equipo con su fallo y quiso resarcirse de su error en una falta directa, cuando coló su disparo por la escuadra. Media hora exacta transcurría entre el gol visitante y el de los navarros.

A diferencia del inicio de la primera mitad, tras el paso por vestuarios los pupilos de Íñigo Valencia saltaron al campo con ganas de achuchar la portería de Zabal y, de hecho, metieron el miedo a sus rivales, cuando al minuto de la reanudación, Adán Pérez mandó el esférico al palo. A partir de ahí, bajó algo la intensidad de unos y otros, aunque serían los de casa los que se mantuvieran más constantes.

Conforme el encuentro iba entrando en su tramo final, el Tudelano buscó quemar sus últimos cartuchos para dejar la victoria en casa. Los navarros disfrutaron de hasta tres buenas ocasiones en los diez últimos minutos. Ion Vélez y Mika tuvieron en sus botas el triunfo, pero fue éste último quien dispuso de la ocasión más clara, en un intento de vaselina que fue rechazado por Zabal con la yema de los dedos, tocando para desviar la trayectoria del esférico.

Al final, los navarros, que fueron de menos a más, se tuvieron que conformar con un empate que pareció dejar satisfecho a su rival.