Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Oxfam pide una sociedad más igualitaria

La recuperación económica mundial, una 'quimera' para jóvenes, mujeres y más desfavorecidos

El 1 % más rico de la población acaparó en 2017 el 82 % de la riqueza y la mitad más pobre del planeta no obtuvo ningún beneficio

EFE - Lunes, 22 de Enero de 2018 - Actualizado a las 09:26h

España, paraíso de la desigualdad social

España, paraíso de la desigualdad social (Intermon Oxfam)

Galería Noticia

  • España, paraíso de la desigualdad social
  • Concentración contra la pobreza energética.

LONDRES. El 1 % más rico de la población mundial acaparó en 2017 el 82 % de la riqueza mientras que la mitad más pobre del planeta no obtuvo ningún beneficio, según un informe presentado hoy por Oxfam, organización que animó a los Gobiernos a crear una sociedad "más igualitaria".

El lanzamiento de este nuevo documento, titulado "Premiar el trabajo, no la riqueza", se presenta en el marco del Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), que reúne desde mañana al día 26 a líderes políticos y empresariales.

El texto, que denuncia que la recuperación económica se encuentra en manos de una minoría, refleja que el número de multimillonarios que hay en el mundo se incrementó como nunca en 2017 al detectarse uno nuevo cada dos días.

Según este análisis, el 50 % más pobre -3.700 millones de personas- no se benefició lo más mínimo del crecimiento económico mundial.

Oxfam revela cómo la economía global propicia que los más ricos del planeta continúen amasando fortunas, al tiempo que cientos de millones de personas se ven obligadas a luchar a diario para poder vivir con sueldos de pobreza.

Desde 2010, la riqueza de la elite económica ha aumentado en un 13 % anual.

El mayor aumento de la historia en el número de personas cuya fortuna superó los 1.000 millones de dólares, se registró entre marzo de 2016 y marzo de 2017, con un nuevo "milmillonario" cada dos días, de acuerdo con el informe.

La directora ejecutiva de Oxfam Internacional, Winnie Byanyima, afirmó que "el 'boom' de los 'milmillonarios' no es signo de una economía próspera, sino un síntoma del fracaso del sistema económico".

"Se explota a las personas que fabrican nuestras ropas, ensamblan nuestros teléfonos y cultivan los alimentos que consumimos para garantizar un suministro constante de productos baratos, así como para engrosar los beneficios de las empresas y sus adinerados inversionistas", señaló la experta.

Oxfam cita los principales motivos por los que las ganancias de accionistas y altos directivos aumentan a expensas de las condiciones laborales y salariales de los trabajadores.

Entre ellos, incluye "la erosión de los derechos de las personas trabajadoras, la excesiva influencia de las grandes empresas en la formulación de políticas públicas y el apremio constante de las empresas por minimizar los costes para, así, maximizar los beneficios de los accionistas".

También denuncia que normalmente son las mujeres trabajadoras quienes se encuentran en "la base de la pirámide económica" y que 9 de cada 10 "milmillonarios" son hombres.

"Oxfam ha hablado con mujeres de todo el mundo cuyas vidas están marcadas por la desigualdad", lamentó Byanyima, al poner como ejemplo a aquellas "que trabajan en fábricas textiles vietnamitas, lejos de sus hogares, y sin ver a sus hijos durante meses, a cambio de salarios de pobreza".

En su informe, la plataforma insta a los Gobiernos a que garanticen que las economías "funcionen para todas las personas y no solo para una afortunada minoría", implementando una serie de medidas, como limitar los dividendos de los accionistas y altos directivos, y garantizar que todos los empleados reciban un salario digno.

También propone a los Gobiernos que terminen con la brecha salarial entre hombres y mujeres, y protejan los derechos de las trabajadoras.

Según una nueva encuesta encargada por Oxfam, el apoyo a la lucha contra la desigualdad es cada vez mayor y de las 70.000 personas encuestadas en 10 países, casi dos tercios piensan que se debe abordar urgentemente la brecha entre ricos y pobres.

En este sentido, Byanyima concluyó que "las personas están listas para un cambio" y "quieren que los trabajadores y trabajadoras reciban un salario digno, que las grandes empresas y los más ricos paguen más impuestos y que las mujeres trabajadoras disfruten de los mismos derechos".

Herramientas de Contenido