Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Sección 2 de la Audiencia Provincial de Navarra

Dos años de cárcel por tocar a una menor de 7 años en un piso en Pamplona

El acusado, de 56 años, aprovechó una fiesta para sentarse junto a la niña y distraerla con un móvil

Enrique Conde - Lunes, 22 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

Palacio de Justicia de Navarra.

Palacio de Justicia de Navarra. (D.N.)

Galería Noticia

Palacio de Justicia de Navarra.Entrada del Palacio de Justicia de Pamplona.

pamplona- La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra ha condenado a dos años de prisión a un vecino de Pamplona de 56 años y de origen ecuatoriano por un delito de abuso sexual después de haber efectuado tocamientos a una niña de siete años en el transcurso de una fiesta que se celebraba en un piso de la capital navarra. El acusado también ha sido condenado a abonar 500 euros de indemnización. La sentencia puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

Según los hechos probados de la sentencia, el día 11 de octubre de 2015, sobre las 7.00 horas, el acusado participaba en una fiesta en la vivienda y aprovechando la circunstancia de que el resto de asistentes a dicho evento se encontraban bebiendo y bailando se aproximó hasta el sofá en el que se encontraba la niña, que contaba con 7 años de edad. Así, una vez allí, comenzó a ver películas y a oír música con ella en un móvil, entreteniéndola de esta manera a la vez que aprovechaba dicha circunstancia para realizarle diversos tocamientos. El hecho se produjo en presencia de la propia madre de la menor, según relata la Sala en su fundamentación jurídica, en la que habla de que la menor realiza un relato espontáneo, natural y firme. A juicio del tribunal, la menor “declaró de forma precisa, concreta, aportando detalles que cualquier persona en sus mismas circunstancias sería capaz de relatar, coherente y sin contradicciones, manteniendo el relato la necesaria conexión lógica entre sus distintas partes”.

Asimismo, la Audiencia no encuentra “motivo espurio alguno” en lo denunciado por la niña, puesto que de hecho la menor no conocía con anterioridad al acusado ni se parecio en ella enfado o resentimiento alguna contra él. El tribunal entiende que tampoco su declaración estaba influenciada por terceras personas y de hecho la Sala destaca que su familia ni se ha personado como acusación particular, ni siquiera ha tratado de obtener indirectamente algún beneficio económico y, como dijo la madre de la menor en sala, no tuvo reparos en exponer que “la niña está bien, que no ha notado que tenga peores notas ni ningún comportamiento extraño después de lo ocurrido”.

En el presente caso, la perito forense concluyó que el relato de la menor es “altamente creíble”, pero además el resto de testimonios avalan lo mismo. Así, los testigos presentes en el piso recriminaron de inmediato la acción al acusado, que incluso llevaba 5 euros en la mano mientras se acercaba a la niña, y que cuando fue descubierto, abandonó el domicilio. A continuación, le detuvo la Policía en la calle y la niña fue llevada al médico.