Artajona rifa 13 cutos y recauda 21.024 euros

El tradicional sorteo en honor a San Antón celebra su bicentenario

El dinero se destina a reformar la residencia de ancianos local

Cristina Jiménez | Iñaki Porto - Lunes, 22 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

Daniel Iriarte fue, por primera vez, el encargado de guiar al cuto en la subida.

Daniel Iriarte fue, por primera vez, el encargado de guiar al cuto en la subida. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

Daniel Iriarte fue, por primera vez, el encargado de guiar al cuto en la subida.Los más pequeños disfrutaron de juegos y actividades durante el día.

Artajona- Josefina pesa 270 kilos y es de Barásoain. Ayer, pasadas las 11.30 horas, recorrió bajo decenas de miradas los pocos metros que separan la plaza del Mercado y la plaza de los Fueros de Artajona. Una vez terminada la tradicional subida, esta cerda fue la protagonista de la Rifa del Cuto en honor a San Antón, que ayer celebró su 200 aniversario.

El encargado de guiar al cuto durante los últimos treinta años, Jesús Casamayor, Murillo, consideró esta vez que era la hora de su retirada. A sus 87 años, el exalguacil del pueblo se ha convertido en un icono de la subida del cuto y su testigo fue recogido ayer por Daniel Iriarte, vecino de Artajona y trabajador del Ayuntamiento: “Me llamaron la semana pasada para tomar este año el relevo y no podía decir que no. Para mí es un honor”, apuntó el responsable de acomapañar a la otra protagonista.

Iriarte aseguró no estar demasiado nervioso, tal vez “un poco”. Aunque la puerca siguió a rajatabla sus indicaciones, este vecino se mostró desconfiado: “Con los animales hay que andar con cuidado porque nunca sabes por dónde te van a salir”.

Normalmente el cuto elegido es de Artajona. Sin embargo, por ser una fecha conmemorativa, la organización optó por un animal de mayor tamaño y finalmente la elegida fue de Barásoain.

Los 270 kilos de Josefina complicaron su traslado y retrasaron la tradicional subida alrededor de veinte minutos, además de acortar notablemente el recorrido. Una vez en la plaza, se celebró una misa y se bendijo al animal.

Por la tarde tuvo lugar el momento más esperado del día: la Rifa del Cuto de San Antón, cuya recaudación se destina integramente a la residencia de ancianos Nuestra Señora de Jerusalén.

Se trata de una rifa nominal, única en el Estado, en la que no hay número ganador. En cambio, se utilizan unas papeletas denominadas suertes, con un valor de 1€ cada una.

la rifa de la amistadLo más especial de este evento es su carácter generoso. Los participantes pueden participar de dos maneras: escribiendo en la papeleta su propio nombre, de forma que si la suertees premiada, el comprador de la misma es el único beneficiario;o incluyendo varios nombres en el boleto, compartiendo así el premio en caso de recibirlo. Para muchos, esto ha convertido al sorteo de Artajona en “la rifa de la amistad o de la fraternidad”.

Por cada 1.828 suertes, o una regruesa, se sortea un cuto o su equivalente en productos elaborados (45 kilos entre morcillas, jamones, lomos embuchados, chorizos, etc).

En esta ocasión, la organización recaudó 21.024 euros, lo que supuso la rifa de 12 cutos, aunque finalmente fueron 13 para celebrar el 200 aniversario. Los beneficios obtenidos son, en su mayoría, gracias a la página web que pusieron en marcha hace 14 años.

Eulalia Flamarique, Pedro Miguel Echua y Pedro Mari Egea, miembros de la organización del evento, aseguraron estar “muy satisfechos con la asistencia y participación de la gente, que cada año va a más”. Como curiosidad, señalan el aumento de participación desde el extranjero: “El año pasado una de las ganadoras fue una mujer estadounidense que en esta ocasión ha venido hasta aquí para pasar el día”, apuntó Flamarique.

El dinero recaudado se destinará, como es tradición, a reformar la residencia de ancianos. Jaquelin Maestre, su directora, se mostró feliz y agradecida: “Vamos a reformar los baños de todas las habitaciones de la segunda planta”, detalló la joven, que aseguró que se trata de un día muy importante para los residentes y para las trabajadoras. “Es una ayuda enorme sobre todo en los últimos años, ya que apenas hay subvenciones”, afirmó.

A la cita también acudieron varios cofrades de la Orden del Cuto Divino en Tafalla, así como representantes de la Academia del Cerdo Txarriduna de Bilbao.

Con motivo del aniversario del sorteo, el Ayuntamiento de la localidad junto con la Asociación Amigos del Cuto de Artajona organizó un programa especial. Así, el viernes impartió una charla Anselmo Pérez, campeón nacional de corte de jamón. Además, se inauguró una exposición fotográfica con imágenes de la jornada durante los últimos veinte años y los pequeños pudieron disfrutar de un taller de elaboración de txistorra, de la mano de Joaquín Ochoa. Por otro lado, a las actividades de ayer celebradas todos los años se sumó un teatro infantil, así como la asistencia de los gigantes de la localidad.

la frase

Eulalia flamarique “Ha crecido mucho la gente de fuera que participa, incluso desde estados unidos”

Flamarique, miembro de la organización del evento, se muestra “muy satisfecha” con la participación.

la cifra

203

Aunque la primera referencia documentada hacia la Rifa del Cuto de Artajona es de 1819, los estudiosos aseguran que son 203 las ediciones celebradas. “Eso que se sepa, porque tenemos constancia de que puede ser anterior”, explica Pedro Mari Egea, exalcalde de la localidad.