Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Adolfo Echeverría entrenador del corellano

“Los entrenadores jóvenes han nacido viendo jugar al Barça y yo, viendo a Osasuna”

Adolfo Echeverría, el entrenador más veterano de la Tercera navarra, disfruta del buen momento del Corellano y mantiene intacta su ilusión por entrenar

M.J. Armendáriz Mikel Saiz - Martes, 23 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:09h

Adolfo Echeverría, en el banquillo del Corellano.

Adolfo Echeverría, en el banquillo del Corellano.

Galería Noticia

  • Adolfo Echeverría, en el banquillo del Corellano.

pamplona- Adolfo Echeverría ha conseguido hacer un Corellano competitivo. Isaac sigue siendo su estrella, pero a su alrededor resalta el buen grupo y el trabajo de su preparador físico, Imanol Nieto.

Jornada 22 y 32 puntos. ¿Le está sorprendiendo el equipo?

-Bueno... Tuvimos la fortuna de hacer una buena plantilla. Había una buena base en Corella y lo que se ha fichado ha aportado muchas cosas. Nos costó arrancar, creo que por el calendario, y a partir de ahí se está compitiendo bien. No sé si esto durará o no, pero por ahora se está trabajando bien.

Son séptimos, pero nadie se atreve a dejar de mirar hacia abajo.

-La igualdad es terrible. Antes, los equipos que subían de Preferente tenían muchas papeletas para descender. Pero ahora vienen de una Autonómica muy competitiva y todos los que han subido están compitiendo muy bien.

¿Se ve la meta de la permanencia más cerca?

-Los resultados y ver al equipo trabajar como lo hace te da para pensar no en cosas ilógicas, sino en que el equipo se pueda salvar sin pasar tantos apuros. Pero queda mucha Liga.

¿Ha conseguido cambiar la mentalidad del equipo, que parecía que rendía en función de la necesidad?

-He entrenado al Corellano, y también al Valtierrano, y en los dos casos me ha parecido que funcionaban según la necesidad. La intensidad era mayor cuando había necesidad. Este año estamos consiguiendo que el equipo compita todos los partidos. Eso no quiere decir que no vas a perder. Pero si compites bien, tienes más posibilidades de ganar.

¿Se intenta que el Corellano sea más equipo y no sólo Isaac?

-Se intenta, pero Isaac es el jugador referencia. Hay otros jugadores importantes, que aportan cosas interesantes, pero el jugador determinante que tiene el Corellano es Isaac. Tener un jugador que meta 20 goles en un equipo como el Corellano es muy importante. Y contagia su carácter competitivo al resto.

Llega el partido marcado en rojo: el derbi con el Cirbonero.

-Es el derbi. El partido que todos quieren jugar, ante un buen equipo, con más posibilidades económicas que nosotros. Pero ahora mismo tenemos ilusión y nos gustaría darles un susto. Para ello hay que mejorar el partido ante el Cortes.

Ha entrenado a varios equipos, los dos últimos riberos: Corellano y Valtierrano. ¿Qué tienen de especial?

-Yo puedo hablar de los que he entrenado. A mí me llama la atención porque los jugadores riberos son muy sinceros. Si están contentos se les nota, si tienen algún problema te lo dicen... No esconden los sentimientos. Y la sinceridad, para mí, es muy importante. Con esta gente es muy fácil trabajar.

¿Coincide más con su carácter?

-Intento no engañar al jugador. Se pueden enfadar con lo que les dices, pero veo que reaccionan.

Dice Raúl Marco que Adolfo es el entrenador con más ilusión.

-Jajaja... Llevo muchos años y si sigo es porque tengo ilusión. Antes de llegar al Corellano, estuve a punto de dejar el fútbol. No me salieron las cosas en el Artajonés y no sabía qué era lo que fallaba, porque había buenos jugadores, la gente era muy maja... Empiezas a pensar que te estás haciendo mayor y que igual tus métodos están obsoletos, que igual no valen para los jugadores que vienen... Pero tuve la suerte de poder ir al final de la temporada pasada a Corella a echar una mano a Tiko (Iriarte), y me encontré otra vez a gusto. En todos los equipos trato de transmitir lo mismo, pero puede ser que en algunos clubes funcione y en otros, no.

Vive el fútbol con pasión.

-Sí. Y mi mujer me echa la bronca por no haber sido capaz de controlar eso en tantos años. Cuando gano soy el hombre más feliz del mundo y cuando pierdo los rebotes son tremendos. Al día siguiente ya recapacito y analizo las cosas. Pero eso no lo puedo cambiar.

Se ha quedado como el más veterano del grupo en los banquillos tras la marcha de Chelo González.

-La gente se va retirando y a mí algún día me tocará. Entrenar es algo que me gusta y mi trabajo me lo permite. Tengo la ilusión intacta. He intentado sacar el máximo rendimiento a los equipos que he tenido. Unos años peleas por unas cosas y otros, por otras. Pero terminas igual de satisfecho.

¿Le toca dar algún consejo a los entrenadores que empiezan?

-No, no. Muchos saben más que yo. Ahora en el fútbol hay más medios que antes y tienes más posibilidades. Por ejemplo, contar con un buen preparador físico, como tengo yo a Imanol Nieto, es un 50%. Es tan importante como yo. Yo intento hacer las cosas bien táctica y psicológicamente, pero tener un equipo bien preparado físicamente es muy importante al día de hoy. El ritmo de competición es muy diferente al de hace 20 años, porque se jugaba mucho más lento. Física y tácticamente todos los equipos están muy bien preparados. Si te falla eso, lo tienes crudo.

¿Los jugadores tienen más calidad?

-No lo sé. Antes les pedíamos otras cosas. Siempre ha habido entrenadores a los que les ha gustado que sus equipos jugaran a fútbol, tocar y demás, pero antes el 80% de los entrenadores eran como yo, prácticos, y un 20% de los otros. Ahora se han invertido los números. Ahora los entrenadores intentan hacer otras cosas y yo creo que todo es válido. Ellos han nacido viendo jugar al Barcelona y yo he nacido viendo jugar a Osasuna, un equipo que peleaba y que corría. Los conceptos de fútbol son diferentes. Yo he entrenado igual con la Peña Sport, con quien subimos a Segunda B, que ahora con el Corellano. Siempre he transmitido lo mismo. Transmites lo que crees. A mí no me ha ido mal.

las claves

el protagonista

Fecha y lugar de nacimiento. 23-3-1962, Falces.

Familia. Casado y padre de tres hijos.

Trabajo. Zorpack.

Trayectoria. Lleva 23 años entrenando y no ha parado una temporada completa. Ha pasado por Falcesino, Peña Sport (subió a Segunda B y jugó la Copa del Rey contra Osasuna). River Ega, Valtierrano, Erri-Berri, Artajonés y Corellano.

Herramientas de Contenido