El líder del UKIP no dimitirá por los comentarios racistas

El antiguo dirigente del partido eurófobo, Farage, no descarta volver a asumir el mando

Martes, 23 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:09h

londres- El líder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), Henry Bolton, sumido en un escándalo por unos comentarios racistas de su expareja sobre Meghan Markle, aseguró ayer que no dimitirá de su cargo, pese a no contar con el respaldo de la formación.

Unos comentarios racistas de Jo Marney, la novia de Bolton, han desatado una crisis en la formación eurófoba por la negativa a dimitir y la posibilidad de que el fundador del partido, Nigel Farage, quiera volver a asumir las riendas. El UKIP se ha visto envuelto en la polémica después de que se conocieran unos comentarios racistas de la novia de Bolton dirigidos a Meghan Markle, la actriz estadounidense prometida del príncipe Enrique. La definió como una “tontita plebeya” cuyo “germen” iba a “corromper” a la Familia Real. Además, dijo que las personas negras son feas. El todavía líder del UKIP dijo que los mensajes de su novia eran “aberrantes”, “insensatos” y “ofensivos”.

Tan solo en las últimas 24 horas el UKIP ha sufrido la dimisión de doce figuras relevantes en el seno de la agrupación, entre ellas, la “número dos”, Margot Parker, en protesta por la negativa de Bolton a renunciar al liderazgo. Tras dejar Farage su liderazgo, el UKIP ha ido acumulando problemas con el paso de los meses. Su sucesora, Diana James, presentó su dimisión tras 18 días en el cargo y su relevo, Paul Nuttall, también abandonó después de que la formación solo lograra un 1,8 por ciento en las elecciones de junio de 2017.

sigue al frente del partidoEl político, de 52 años y elegido “número uno” del UKIP en septiembre de 2017, ya anticipó este domingo que desafiaría el voto de censura del NEC y proseguiría al frente del grupo por considerar que una elección interna perjudicaría a la formación. El comité no tiene el poder de destituir a Bolton, un proceso que debe hacerse a través de una votación de los afiliados. “Respeto las próximas medidas del proceso constitucional que adoptará el NEC y, por ello, no voy a dimitir como líder del partido”, aclaró Bolton.

Farage señaló ayer que no tiene previsto montar un nuevo partido pero no ha descartado volver a asumir el liderazgo del UKIP. - Efe/E.P.