Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El PP teme la estocada final de Correa

El cabecilla de Gürtel ofrece una confesión general de la corrupción Admite todas las acusaciones y brinda 22 millones para daños

Martes, 23 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:09h

Alonso, Crespo y Correa, durante el juicio.

Alonso, Crespo y Correa, durante el juicio. (EFE)

Galería Noticia

  • Alonso, Crespo y Correa, durante el juicio.
  • Monitor de la sala de prensa de la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares hoy con la declaración de Francisco Correa.

pamplona- El PP teme que Francisco Correa de la estocada final. El cabecilla de la trama Gürtel ha instado una reunión con Anticorrupción para formalizar una confesión global sobre la corrupción del PP. El líder de la red de corrupción admitirá una comisión de 12 millones por conseguir suelo a Martinsa, sobornos en AENA o amaños en Boadilla del Monte, según ha informado El Mundo. El cabecilla de la red ya ha comunicado a la Fiscalía que aceptará las acusaciones que ha formulado contra él en la media docena de causas que tiene pendientes y que, además, aportará datos novedosos para esclarecer los hechos que se investigan. Asimismo ofrece a la Justicia todo su patrimonio, incluidos los más de 22 millones de euros que ocultó en Suiza, para reparar el daño y conseguir una rebaja de la pena.

Su número dos, Pablo Crespo, no se sumará a la estrategia pero sí ha advertido de que dispone de documentación sensible de Valencia y la caja B gallega que “utilizará si la necesita”. Álvaro Pérez, el Bigotes, implicará a más políticos en el caso de la visita del Papa a Valencia.

Las futuras revelaciones de los jefes de las trama han provocado inquietud en el PP, sin embargo, la postura oficial del partido que dirige Mariano Rajoy ante esta confesión general es de restarle importancia. El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, enmarcado en sus estrategias de defensa las últimas revelaciones de Crespo y el Bigotes y quiso darlas por amortizadas al defender “mirar al futuro” porque, según defendió, se están juzgando hechos que “supuestamente” se cometieron hace 14 años.

En una rueda de prensa en la sede del PP, tras la reunión del comité de dirección, Casado enfatizó que “el PP no tiene nada que ocultar”. Dicho esto, insistió en que cada uno debe valorar las estrategias y el momento que elige cada acusado al ser preguntado por esa confesión general que anuncia Correa, en todas las causas de presunta financiación irregular del PP.

El número dos de la trama Gürtel confirmó el pasado viernes que cobraban en negro del PP de Valencia y que otra parte se la pagaban los empresarios. En parecidos términos, el Bigotes, responsable de Orange Market señaló al expresidente de la Comunidad Valenciana Francisco Camps como la persona que ordenaba cobrar los actos de campaña a empresarios.

La defensa del líder de la trama ha solicitado una reunión con el Ministerio Público para formalizar un acuerdo que lleva sopesando durante los últimos meses. Correa, según el rotativo, quiere que el acuerdo sea total, culminando el ofrecimiento que hizo el pasado noviembre durante la última jornada del juicio de la pieza principal del caso Gürtel. “Me da igual que me echen 200 o 300 años”, avanzó. “Ya no tengo absolutamente nada que ganar ni que perder, lo que quiero es solucionar este tema”, dijo.

El empresario, actualmente en prisión, ya ha transmitido a la Fiscalía que acepta íntegramente, por citar ejemplos, la acusación por sus operaciones en el municipio madrileño de Boadilla del Monte bajo el mandato del PP. Según el Ministerio Público, que solicita para Correa 76 años de prisión en esta causa, el empresario “habría llegado a dirigir en la práctica toda la contratación pública de Boadilla” e “incorporó” a su trama, que gravitó en torno a la Empresa Municipal del Suelo y de la Vivienda (EMSV) a “distintos funcionarios y autoridades de dicho municipio a cambio de la correspondiente comisión”. Los fiscales consideran acreditado que Correa se lucró con al menos 2,7 millones de euros y que el PP resultó beneficiado en 204.198 euros como responsable a título lucrativo.

También está dispuesto a admitir que percibió una comisión de 12,8 millones de euros de manos del empresario Fernando Martín, propietario de la constructora Martinsa, a cambio de intermediar en la adjudicación de una parcela en el municipio madrileño de Arganda del Rey en la que estaba prevista la construcción de 2.676 viviendas. La operación se materializó por 77 millones pese a mediar una tasación de 100 millones. Asimismo, Correa confesará haberse beneficiado de un “contrato ilícito por un precio desorbitado y notoriamente superior al del servicio realmente prestado” para organizar la visita del Papa a Valencia en 2006. Anticorrupción atribuye al empresario en este caso haberse repartido al menos 3,3 millones de euros públicos junto a sus más estrechos colaboradores y solicita para él 38 años de prisión.

Correa no tiene previsto, sin embargo, prestar su colaboración en la causa que investiga la caja B del PP nacional, reabierta precisamente en base a su testimonio en el juicio de Gürtel, donde admitió haber ejercido de comisionista con el ex tesorero Luis Bárcenas para lograr obras públicas en Administraciones del PP. Correa no quiere declarar sobre hechos que no estaban bajo su responsabilidad. - D.N.

Herramientas de Contenido

etiquetas: pp, gurtel, correa