denuncia por presunta discriminación racial

Denuncia que le impidieran la entrada a un bar “por ser gitano”

Un vecino de Etxabakoitz acude al juzgado después de que el portero de un local del Casco Viejo le prohibiera el acceso

Kepa García / Javier Bergasa - Martes, 23 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:09h

Estanislao Jiménez, con la denuncia que presentó ayer.

Estanislao Jiménez, con la denuncia que presentó ayer. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Estanislao Jiménez, con la denuncia que presentó ayer.

pamplona- Un vecino de Pamplona de 41 años presentó ayer una denuncia por discriminación racial contra los propietarios de un establecimiento de hostelería en el Casco Viejo, al que no le permitieron el acceso por su condición de gitano.

Según consta en la denuncia tramitada a media mañana ante el juzgado de Guardia de la Audiencia Provincial de Navarra, Estanislao Jiménez Jiménez intentaba acceder al interior del bar San Gregorio cuando el portero se lo impidió. El argumento para prohibirle el acceso fue que los dueños del local, ubicado en la calle del mismo nombre, le habían dicho que no dejara entrar a ninguna persona de etnia gitana.

san gregorioLos hechos ocurrieron durante la noche del sábado al domingo, sobre la una de la madrugada, cuando Estanislao Jiménez intentó entrar al bar en compañía de su novia (que no es gitana). Según explicó ayer, fue al único al que el portero no dejó entrar ya que el resto de personas que se encontraban en la calle pudieron acceder al local sin problemas.

“Lo peor es la impotencia que sentí. No era la primera vez que había acudido a este bar y nunca había tenido problemas. Mi novia se quedó llorando. Nos han hecho mucho daño”, comentó ayer Jiménez, residente en el barrio de Etxabakoitz.

“herido y humillado”En la denuncia se recoge que tras recibir la negativa del portero del establecimiento el denunciante y su acompañante abandonaron el lugar “para evitar más contratiempos” y que se encontraba “herido y humillado en lo más profundo de sus sentimientos. Me sentí como una escoria humana, despreciado”.

El denunciante solicita en su escrito ante el juzgado que actúe en virtud de lo que establece el ordenamiento jurídico para los casos de discriminación racial.

La asociación SOS Racismo se hizo ayer eco de la denuncia, considerando “inadmisible” que haya bares en Pamplona que niegan el acceso a personas gitanas. En los mismo términos se expresaron desde el colectivo Gaz Kalo, donde tienen conocimiento de que en los últimos días se ha negado la entrada a varios jóvenes gitanos en distintos bares de Pamplona. Uno de sus miembros, Ricardo Hernández, comentó que están recabando más información de esos casos y que tienen la intención de reunirse con los dueños de los bares señalados para que no se vuelvan a repetir episodios similares. “Veremos si ponemos estos hechos en comunicación de la Fiscalía porque no es tolerable que suceda esto en nuestra ciudad”.

Pese a que este periódico realizó varios intentos para ofrecer la versión de los propietarios del bar San Gregorio al hecho, no fue posible.