el defensa del Athletic SE VA CON GUARDIOLA

El Manchester City se lleva a Laporte por 65 millones

El club inglés abonará de forma inminente los 65 millones de la claúsula de rescisión del defensa del Athletic, que ha aceptado el contrato ofrecido por el equipo de Guardiola

Eduardo Oyarzabal - Miércoles, 24 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:09h

Laporte y Aduriz intentan un remate de cabeza ante los alavesistas Alexis, Maripan y Pina.

Laporte y Aduriz intentan un remate de cabeza ante los alavesistas Alexis, Maripan y Pina. (Fotos: Juan Lazkano y Oskar Martínez)

Galería Noticia

Laporte y Aduriz intentan un remate de cabeza ante los alavesistas Alexis, Maripan y Pina.Urrutia y Laporte estampan la renovación del jugador.

BILBAO - El Manchester City, un club guiado por el criterio del técnico Pep Guardiola, ha llegado un acuerdo con Aymeric Laporte. El club inglés, sobre el que ya se ha venido especulando en anteriores ventanas del mercado de traspasos acerca de su interés por el central del Athletic, pagará el monto total de la cláusula de rescisión que el francés tiene con la entidad bilbaina, que es de 65 millones de euros, una cifra que estaba previsto que el próximo verano se elevase hasta los 70 millones.

Ya en 2016 salió a la palestra el interés del City por hacerse con los servicios de Laporte, quien, sin embargo, renovó su vínculo con el club bilbaino hasta junio de 2020. Apagado el interés, el Manchester City se ha lanzado decididamente a por el jugador en el presente mercado invernal. El entrenador catalán perseguía un defensa central con cualidades para desarrollar su filosofía futbolística y se ha focalizado en Laporte, un jugador dotado de técnica y salida del balón desde la zaga, además de notable capacidad en el juego aéreo y destacados fundamentos tácticos. No en vano, desde que Marcelo Bielsa le hiciera debutar con el primer equipo del Athletic en la temporada 2012-13, el jugador de 23 años ha sido un fijo en las alineaciones titulares de cada uno de los entrenadores que le han tenido a su disposición, sea los casos de Ernesto Valverde primero y de José Ángel Ziganda en la actual temporada. Desde aquel estreno, ha vestido la zamarra rojiblanca en 222 partidos durante seis temporadas, en las que ha anotado 10 goles.

Así, Guardiola reforzará la línea defensiva con un jugador que permita al equipo cityzen aspirar a la mayor de las cotas deportivas, y esto pasa por ganar la Champions League, dado que el City está actualmente muy destacado en la Premier League, donde posee una ventaja de 12 puntos con respecto a su más inmediato perseguidor, el Manchester United. De hecho, Laporte, una vez afincado en el equipo inglés, estará en condición de poder disputar la máxima competición continental, ya que el hecho de haber jugado la Europa League hasta la fecha con el Athletic, no le impedirá ser inscrito en la Champions para afrontar la ida de la eliminatoria de octavos de final contra el Basilea el próximo 13 de febrero.

Así, ante los constantes problemas físicos que atraviesa el central belga Vincent Kompany y la escasa participación del galo y también central Eliaquim Mangala, lo que transmite falta de confianza por parte del entrenador, Pep Guardiola se ha lanzado a por el futbolista del Athletic. Si bien es cierto que el técnico de Sampedor tiene a su disposición a otros dos centrales considerados fijos en la alineación titular, como son los casos del argentino Nicolás Otamendi y del inglés John Stones, a quien reclutaron por una cantidad de 55 millones de euros, pero que recientemente ha estado lesionado durante cerca de un mes y es asiduo a la enfermería del club. Stones rivalizó con Laporte en las especulaciones sobre una posible incorporación al equipo de Guardiola en 2016. Finalmente, fue Stones quien recaló en el City con la entonces vitola de defensa más caro de la historia.

“Stones salió barato” Precisamente, al conocerse la contratación por parte del Liverpool del holandés Virgil Van Dijk por una cantidad de 85 millones de euros, el mismo Pep Guardiola declaró en sala de prensa que el traspaso de Stones “si juega seis, siete u ocho años a buen nivel, será barato;cuando llegó Stones todo el mundo decía que era muy caro;ahora es barato”, acorde a la inflación de precios que vive el fútbol desde el pasado verano, cuando se dispararon los precios, circunstancia que dejó obsoletas muchas de las cláusulas del fútbol profesional. Por lo que los 65 millones de euros de la cláusula de Laporte han resultado asumibles para el quinto club con más ingresos del planeta, como ayer anunció la auditoría Deloitte.

De hecho, desde que Guardiola se convirtiera en 2016 en entrenador del conjunto inglés, el gasto acumulado en fichajes se asoma a los 1.000 millones de euros. Sin ir más lejos, el pasado verano invirtió 143,5 millones solamente en tres laterales: Benjamin Mendy, Kyle Walker y Danilo. Y ya este pasado diciembre el preparador catalán dijo lo siguiente sobre la opción de incorporar algún refuerzo en el mercado invernal y a su juicio el puesto que sería deseable apuntalar: “Quizás en la posición de central, por la situación que tenemos con Vincent Kompany, traemos algo. Pero si tengo que pasar el resto de temporada con los futbolistas que tengo, estaré contento”. El club cityzen satisfará las demandas de Guardiola, convirtiendo a Laporte en el segundo defensa más caro de la historia.

El Manchester City, por tanto, con voluntad de inversión y tesorería, a juzgar por los antecedentes y el presente que acontece, sigue pujando fuerte a la hora de reforzar su plantel. El conjunto inglés ha esquivado la barrera establecida por el Athletic, en la que se remite a las cláusulas de rescisión de sus jugadores en caso de que cualquier club quiera hacerse con los servicios de un futbolista rojiblanco, abonando la cantidad total de la cláusula de Laporte. El jugador también ha sido atraído por el contrato puesto sobre la mesa, una cifra económica sustanciosa, puesto que el galo era uno de los mejor pagados de la plantilla de la entidad de Ibaigane. Además, el club inglés cuenta entre sus filas con algunos de los jugadores mejor pagados del mundo, como es el caso de Kevin de Bruyne, que acaba de renovar su vínculo con el City, o como el de Sergio Agüero.

Para el Athletic nace un problema después del culebrón por la renovación de Kepa Arrizabalaga, la que Laporte celebró escribiendo en Twitter diciendo “grande Kepita!!!”. Concretamente en la mañana de ayer, Laporte tuvo una charla con el presidente de club bilbaino, Josu Urrutia, que visitó Lezama y pudo haber conocido la decisión adoptada por el francés, que pone rumbo a Inglaterra.

Últimas Noticias Multimedia