Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Silbidos

El terreno de juego

Por Manuel Osorio - Miércoles, 24 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:09h

Galería Noticia

por esta vez no nos referiremos a jugadas más o menos complejas ni a decisiones arbitrales, comentaremos algunos aspectos, no siempre bien conocidos, de la primera regla del fútbol que describe las características del terreno de juego.

Lo primero que se debe señalar sobre la regla 1 es que, a diferencia de otros deportes, el fútbol permite una gran diversidad de terrenos en cuanto a dimensiones y materiales. Un campo de tierra con cuarenta y cinco metros de ancho será tan reglamentario como otro con noventa metros de anchura y césped artificial. Lógicamente estas tolerancias se ven restringidas en partidos internacionales o competiciones de alto nivel que limitan mucho las diferencias.

La regla especifica que en cualquier caso el terreno debe tener forma rectangular y que, en caso de superficies artificiales, será de color verde.

Las líneas que se marquen deberán tener todas la misma anchura y coincidir con la de los postes y travesaños de las porterías, el máximo permitido en dicha anchura será de doce centímetros.

Los que llevamos muchos años viendo fútbol recordamos aquellos postes en los que se pintaba de negro la parte inferior seguramente para facilitar cierto contraste con el balón, pues bien este tipo de poste está prohibido desde hace muchos años, en la actualidad tanto los postes como el larguero deben ser de color blanco.

Es interesante reflejar que todas las líneas pertenecen al espacio que delimitan de este modo las líneas de banda y meta pertenecen al terreno y por eso está en juego un balón que las toca. Igualmente una infracción cometida sobre la línea frontal del área se considerará que ha sucedido dentro de ella y un balón que toque la línea del sector circular de la esquina estará bien situado para ejecutar el saque. Existe una única línea que pertenece a dos espacios y ésta es la línea del centro del terreno porque delimita a los dos campos y pertenece a ambos.

Finalmente indicaremos que si el árbitro aprecia que un jugador realiza marcas sobre el terreno de juego dejará que éste continúe pero cuando se detenga amonestará a ese jugador, conviene aquí recordar el hábito ilegal de algunos porteros de hacer con los tacos de su bota una línea para orientarse.

Comité Navarro de Árbitros de Fútbol

Herramientas de Contenido