El fiscal del ‘rusiagate’ interroga por primera vez a un ministro de Trump

Investiga la implicación de Jeff Sessions en la decisión de despedir al director del FBI, James Comey

Miércoles, 24 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:09h

Donald Trump y Jeff Sessions, durante la ceremonia de toma de posesión como fiscal general.

Donald Trump y Jeff Sessions, durante la ceremonia de toma de posesión como fiscal general. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Donald Trump y Jeff Sessions, durante la ceremonia de toma de posesión como fiscal general.

washington- La comisión especial que investiga el Rusiagate, la trama sobre la injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales de EEUU de 2016 que dieron la victoria a Donald Trump, interrogó la semana pasada al fiscal general del país, Jeff Sessions. Este se ha convertido así en el primer miembro del Gobierno de Trump en activo en declarar ante la justicia.

El diario The New York Timespublicó ayer la información que confirma la declaración del fiscal general, equivalente al ministro de Justicia. Fue la portavoz del Departamento de Justicia, Sarah Isgur Flores, quien confirmó que la entrevista de Sessions tuvo lugar la semana pasada. El fiscal especial del Rusiagate, Robert Mueller, se encarga de examina los posibles lazos entre miembros de la campaña del presidente y el Gobierno ruso, al que las agencias de inteligencia de Estados Unidos acusan de interferir en las elecciones de 2016.

Sessions, senador por Alabama durante 20 años, fue uno de los primeros legisladores en apoyar a Trump durante su campaña para las elecciones presidenciales de 2016, y se convirtió en uno de sus asesores más cercanos en temas migratorios y de política exterior. Fue nombrado fiscal general y, en marzo de 2017, el propio Sessions se recusó de la investigación del Rusiagate, después de que varios medios revelaran que no informó sobre varias reuniones con el embajador ruso en Washington en 2016. Su recusación allanó el camino para que el viceministro de Justicia, Rod Rosenstein, nombrara al juez Mueller al frente de la comisión de investigación en mayo de 2017.

Precisamente, el hecho de que Sessions se inhibiera desembocó en la creación de la figura del fiscal especial, un cargo que ocupa Mueller y que es independiente de cualquier brazo del Gobierno de Estados Unidos, por lo que se asegura la neutralidad de la investigación rusa.

investigaciónLa investigación rusa ya ha desembocado en la presentación de cargos contra cuatro personas relacionadas con Trump: su exasesor de seguridad en la Casa Blanca Michael Flynn, su exjefe de campaña Paul Manafort, su “número dos” en la campaña, Rick Gates, y el también exasesor George Papadopoulos, que trabajó para el magnate durante las elecciones.

Todavía no se han filtrado los detalles del interrogatorio a Sessions, sin embargo, su implicación en la decisión de Trump de despedir al entonces director del FBI James Comey es una de las áreas de interés de Mueller, ya que podría constituir una potencial obstrucción a la Justicia por parte del presidente.

Otro tema que interesa al equipo del juez especial es la participación de Sessions, el 31 de marzo de 2016, en la reunión del equipo asesor sobre seguridad nacional de la campaña de Trump. Tras esta reunión, que Sessions lideró, el asesor de la campaña George Papadopoulosse ofreció a ayudar a fijar un encuentro entre Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin. Papadopoulos se ha declarado culpable de mentir al FBI y ahora coopera con la investigación del Rusiagate. Sessions había testificado previamente que no sabía de ningún contacto entre la campaña de Trump y los rusos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró ayer que no está “para nada preocupado” por que el fiscal de la trama rusa, Robert Mueller, interrogase la semana pasada al fiscal general, Jeff Sessions. “No estoy para nada preocupado”, afirmó Trump en unas breves declaraciones desde la Casa Blanca, tras firmar la imposición de aranceles sobre las importaciones de placas y células solares y lavadoras residenciales. - D.N.