Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Reclaman 253.240€ a Plazaola por la rebaja de la calidad de materiales de la obra en 95 VPO

La comunidad acusa a la “promotora real” de la obra, vinculada a UGT, en Ezkaba de incumplir el contrato y sus obligaciones ante los vicios y defectos constructivos en pavimentos y tuberías

Ana Ibarra / Javier Bergasa - Miércoles, 24 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:09h

Las viviendas se iniciaron en 2004 y se entregaron en 2007 en el Paseo de los Donantes 18.

Las viviendas se iniciaron en 2004 y se entregaron en 2007 en el Paseo de los Donantes 18. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

  • Las viviendas se iniciaron en 2004 y se entregaron en 2007 en el Paseo de los Donantes 18.

pamplona- La comunidad de propietarios del número 18 del Paseo de Donantes de Sangre de Ezkaba ha reclamado a la empresa Plazaola la cantidad de 253.240,13 euros al considerarla responsable de los defectos constructivos detectados en 95 VPO que ocupan desde junio de 2007. Las viviendas fueron promovidas por la cooperativa Miluze, vinculada a la UGT, y como gestora figuraba GSI-Plazaola. La demanda, presentada el 29 de julio de 2016 ante el Juzgado de 1ª Instancia de Pamplona y cuyo juicio se celebra mañana, aporta un informe pericial en el que se detallan los vicios y deficiencias que afectan principalmente al pavimento en zonas comunes y terrazas privativas, y corrosión en tuberías del agua caliente. Materiales de construcción en elementos comunes y privativos que, según los demandantes, no son los originariamente proyectados sino de inferior calidad. “Se trata en algunos casos del resultado de malas ejecuciones de las diferentes partes de la obra afectadas y, en otros casos, de la decisión de cambio de materiales o de soluciones constructivas en obra de las previstas en proyecto, lo que ha supuesto una merma en la calidad en principio prevista”, recoge el informe. La comunidad, defendida por la letrada Carmen Sala Moreno, aduce que la gestora UTE GSI- Plazaola debe afrontar la reparación como “promotora real” ante un doble incumplimiento. Por un lado, la mercantil está “obligada a entregar dicho inmueble con todos los elementos y calidades que figuran en el proyecto de ejecución y en la memoria de calidades, de tal manera que cuando ello no se produce, nos encontramos ante un cumplimiento defectuoso de las obligaciones que sobre ella pesan, lo que es enteramente reprochable de conformidad con lo previsto en la Ley de Ordenación de la Edificación”. Por otro lado, acusan a Plazaola de “incumplimiento contractual” (en base a la Ley de Contratos) por “supresión y minoración en cuanto a las calidades previstas en el proyecto básico y en el de ejecución y memoria de calidades de los inmuebles”, lo que afecta a la “seguridad y eficacia en el uso del edificio, incluso la hace inútil para la finalidad a la que se construyeron los pisos”. En caso de que la promotora alegara que las deficiencias se deben a un error de proyecto o diseño o control de los arquitectos, solicitan que se le condene igualmente ya que “ha de responder por culpa in eligiendo o in vigilando de tales profesionales... como gestora y promotora real”.

Como consecuencia de los daños se han producido siniestros como fugas de agua en el 2014 y 2015 que no fueron atendidos por la aseguradora al valorarlos como “defectos constructivos”. La peritación se ha encargado a una empresa independiente “ajena a la comunidad”. “Lo que reclamamos principalmente es la falta de compromiso del promotor con los compradores respecto a la entrega de las viviendas en los términos pactados que además está generando problemas graves y siniestros en el uso del edificio”, remarcan.

Recuerdan que desde la entrega de llaves el 12 de junio de 2007 ya se detectaron una serie de “patologías” y defectos en el edificio que fueron comunicados a la “gestora-promotora real GSI-Plazaola después de constituirse la comunidad de vecinos”. En relación a dichas reclamaciones algunas fueran atendidas y “otras no”. Transcurridos doce años demandan únicamente aquellos daños que afectan a la habitabilidad del edificio. Ha habido otros problemas que tienen que ver, precisan, con humedades y grietas pero que han prescrito.

Se da además la circunstancia de que el administrador de la comunidad hasta noviembre de 2012 fue Iñaki Gil, “condenado por sentencia penal, que además de apropiarse de más de 8.000 euros de la comunidad cometió numerosas negligencias en cuanto a las tareas como administrador de la comunidad”. Entre ellas, dejó de abonar, indican, los recibos de la empresa que se hacía cargo de las revisiones del edificio. Recuerdan además que hasta 2013 no hubo presidente en esta comunidad ni junta rectora sólo un administrador (Gil), asignado por la promotora, que no emprendió ninguna acción reclamatoria. Los demandantes han ido, por tanto, contra la gestora Plazaola no contra la cooperativa, que permaneció inactiva desde que se entregaron las viviendas, ya que -apuntan- no hubo una contabilidad separada sino que la toma de decisiones y el peso de la gestión económica corrió a cargo de la mercantil con la que Miluze compartía a su vez el mismo representante legal, abundan.

denuncia penalPor otro lado, el presidente de la comunidad interpuso el pasado mes de noviembre una segunda denuncia, ésta penal, contra el consejo rector de la cooperativa y que ha sido archivada provisionalmente (está recurrida) por apropiación indebida, alzamiento de bienes y posibles delitos fiscales. Dicho consejo ha comunicado a su vez a los vecinos que disponen ahora de 600 euros por piso del dinero sobrante en la promoción.

datos

Cooperativa de 1997. La cooperativa Miluze se constituyo en septiembre de 1997, ligada a la UGT, con cinco socios. El objetivo era procurar para sus socios “viviendas, servicios y edificaciones complementarias”, según recogen los estatutos sociales.

VPO en Ezkaba y Sarriguren. La cooperativa, bajo la gestión de GSI-Plazaola, promovió 97 VPO en Ezkaba y otras 170 en Sarriguren. Miluze adquirió suelo público al Ayuntamiento de Pamplona y al Gobierno foral gracias a un cambio de ley (2002) que posibilitó las adjudicaciones directas de parcelas a los sindicatos de UGT y CCOO para vivienda social.

Herramientas de Contenido

etiquetas: vivienda, plazaola, vpo, ezkaba