Un juego de números y melodías

Patxi Tapiz, matemático, profesor, informático y experto es jazz, es responsable, por amor al arte, de la web ‘tomajazz.com’

Laura Garde | Iñaki Porto - Miércoles, 24 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:09h

Patxi Tapiz posa en el vestíbulo de El Sario (UPNA) junto a una vitrina de la exposición de herramientas matématicas.

Patxi Tapiz posa en el vestíbulo de El Sario (UPNA) junto a una vitrina de la exposición de herramientas matématicas. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

Patxi Tapiz posa en el vestíbulo de El Sario (UPNA) junto a una vitrina de la exposición de herramientas matématicas.

“Aquí hay jazz, pero no es un estilo de moda y los músicos no tienen medios”

pamplona- Aunque parezca que no, las matemáticas y la música tienen mucho en común. Así lo asegura Patxi Tapiz, matemático e informático de profesión y experto, “por amor al arte”, en jazz. Tras pasar dos años en la universidad en Zaragoza, regresó a su Pamplona natal para terminar sus estudios de Matemáticas. Comenzó su vida laboral como informático hasta que tuvo la oportunidad de introducirse en el mundo de la docencia;y ahora compagina ambas labores: “Siempre quise enseñar. Doy clase de Matemáticas en la Universidad Pública de Navarra (UPNA) y en la UNED”, explica.

Mientras labraba su futuro, se topó con el jazz, estilo de música del que se “enamoró”: “No tengo formación como músico. Primero descubrí el rock y otras corrientes que provienen del blues a través de un amigo. Empecé a relacionarlas y a investigar quiénes era los intérpretes, de dónde provenían, de quiénes habían aprendido... Hasta que me topé con el jazz, que tiene un enganche tremendo”, expresa Patxi. En sus inicios, se reconocía a Internet como una especie de Biblioteca de Alejandría, y, sin embargo, al buscar información sobre jazz en castellano apenas había resultados. Por eso, en 2001, Patxi decidió dar un paso y abrir la web www.tomajazz.com. Desde ese momento, publica prácticamente a diario, para lo que cuenta con colaboradores”: “Tengo colaboradores habituales en Barcelona, Palma de Mallorca, Madrid o Andalucía, por ejemplo”.

Según él, los amantes del jazz son pocos, pero hacen mucho ruido. En 2017, alrededor de 20 personas repasaron figuras, estilos y curiosidades del jazz en la sección especial de la web 365 razones para amar el jazz: “En 2017 se cumplió el centenario de la primera grabación de jazz. Abierto a quien quisiese, cada día publicábamos una de las razones que nos enviaban”.

“Los griegos descubrieron que según donde colocases el dedo sobre una cuerda, su vibración producía un sonido diferente”. Este es uno de los motivos por los que Patxi, en ocasiones, mezcla matemáticas y música en sus clases: “Tienen mucho que ver. Las melodías son progresiones y el ECM es en estadística el Error Cuadrático Medio, mientras que en música se asocia a el sonido más bello después del silencio”, revela. La informática también está basada en los números: “Antes de existir la ingeniería informática, los matemáticos se encargaban de ello. Diseñamos algoritmos”, esclarece Patxi.

Mezclando sus dos pasiones, la docencia y la música, también impartió una asignatura optativa de jazz en la UPNA, en la que los alumnos acudían a charlas y conciertos para, después, realizar un trabajo. Asimismo, la semana pasada impartió una conferencia en Civivox San Jorge con audiciones de músicos navarros: “Hay muchos músicos, lo que pasa que al no ser un estilo de moda, los medios para ellos son muy escasos”.

Ahora, que ha contagiado a su mujer y a sus hijos la afición a la música, espera seguir disfrutando de su vocación mientras transmite, en su tiempo libre, su amor por el jazz.