Del "Alcorconazo" al "Pepinazo"

Las grandes caídas del Real Madrid en Copa

EFE - Jueves, 25 de Enero de 2018 - Actualizado a las 20:29h

El delantero holandés del Leganés, Nordin Amrabat (i), disputa un balón con el defensa del Real Madrid, Achraf Hakimi.

El delantero holandés del Leganés, Nordin Amrabat (i), disputa un balón con el defensa del Real Madrid, Achraf Hakimi. (EFE)

Galería Noticia

El delantero holandés del Leganés, Nordin Amrabat (i), disputa un balón con el defensa del Real Madrid, Achraf Hakimi.

MADRID.- La eliminación del Real Madrid en los cuartos de final de la Copa del Rey ante el Leganés después de firmar una competición errática, no es la primera sonada que sufre el conjunto madridista, que a lo largo de los últimos años ha sufrido en sus carnes el deshonor de caer de manera humillante:

1. El Tenerife de Valdano asalta el Bernabéu:

En la temporada 1993/1994 el Real Madrid aún soñaba con el Tenerife. El curso anterior perdió la Liga por segunda vez consecutiva tras perder en la última jornada en el estadio Heliodoro Rodríguez López y el cruce de cuartos de final de Copa ante el cuadro canario se presentaba como una opción de venganza.

Sin embargo, con Benito Floro en el banquillo, el Real Madrid perdió 2-1 en la ida y después naufragó en el Bernabéu con un 0-3 que hizo mucho daño. Diego Latorre, con un doblete, y Carlos Aguilera, destrozaron de nuevo a un equipo que hincó otra vez la rodilla ante el Tenerife.

2. El Alavés humilla al Real Madrid:

Los octavos de final de la temporada 1997/1998 depararon un cruce que parecía sencillo para el Real Madrid: Se iba a enfrentar a un Segunda División como el Alavés. Sin embargo, esa felicidad tras el sorteo para el equipo que entonces dirigía el alemán Jupp Heynckes se transformó en decepción tras los dos partidos.

En el de ida, el Alavés ganó con un solitario tanto de Manuel Serrano. El Bernabéu iba a dictar sentencia, pero un equipo con Fernando Redondo, Roberto Carlos, Raúl González o Fernando Hierro, ganó 2-1 y no pudo pasar de ronda. Pedro Riesco adelantó al Alavés y los tantos de Roberto Carlos y Davor Suker, no sirvieron para nada. Por lo menos, meses después ganó la deseada séptima Copa de Europa. Ese fue el consuelo.

3. El festín del Valencia en Mestalla:

Un año después de la eliminación ante el Alavés, el Real Madrid se tomó más en serio la Copa del Rey y se plantó en semifinales para cruzarse con el Valencia, que liquidó la eliminatoria en 90 minutos mágicos. El conjunto que dirigía el italiano Claudio Ranieri se dio un festín que dejó al conjunto blanco tocado y hundido.

Claudio "Piojo" López, un doblete de Alain Roche y los tantos de Goran Vlaovic, Miguel Ángel Ángulo y Gaizka Mendieta, acabaron con el Real Madrid del galés John Benjamin Tosjack, que en la vuelta sólo pudo ganar 2-1 para despedirse una vez más de la Copa del Rey por la puerta de atrás.

4. El Toledo mancha la historia del Real Madrid:

El 14 de diciembre de 2000 quedó marcado en la historia como otro de los días negros para el Real Madrid, que acababa de recibir la designación de la FIFA como mejor club del siglo XX y que cayó eliminado por el Toledo en la segunda ronda de la Copa del Rey.

Las eliminatorias de aquella edición se hicieron a un partido único en el estadio del club más pequeño. El Real Madrid de Vicente del Bosque visitó el Salto del Caballo y salió escaldado con una derrota sonrojante. Los tantos de Israel González y de José María Cidoncha en los primeros 15 minutos, sellaron el destino del Real Madrid. Savio Bortolini hizo el 2-1 pero fue insuficiente. El equipo blanco, fue humillado por un Segunda División B.

5. El Deportivo amarga la fiesta blanca: "El Centenariazo".

Por fin, después de varias ediciones en las que el Real Madrid fue eliminado de forma abrupta, alcanzó una final deseada preparada para ser festiva. En el estadio Santiago Bernabéu, y el año que el club blanco cumplía 100 años de vida (2002), todo parecía organizado para una victoria madridista gloriosa.

Sin embargo, el Deportivo asaltó el templo blanco con los tantos de Sergio González y Diego Tristán que hicieron inútil el de Raúl González. La sorpresa saltó en el Bernabéu, el Real Madrid se quedó sin trofeo en su año redondo y el Deportivo conquistó su segunda Copa del Rey.

6. El Mallorca de Eto'o da el enésimo rejonazo al Real Madrid:

Un año después del "Centenariazo", el Real Madrid de Vicente Del Bosque se plantó en los cuartos de final de la Copa del Rey. Se cruzó con el Mallorca, que consiguió un empate muy valioso en el Santiago Bernabéu. El 1-1 obligaba al conjunto madridista a viajar a Mallorca a ganar para seguir en la competición.

Sin embargo, ocurrió todo lo contrario. El Mallorca, dirigido por Gregorio Manzano, fue un ciclón que pasó por encima de un rival gobernado por el actual entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane. El francés no pudo evitar la debacle y un doblete de Samuel Eto'o y los tantos de Fernando Niño y Walter Pandiani, subieron un 4-0 al marcador sonrojante para un equipo que cayó estrepitosamente por enésima vez.

7. La obra de arte de Diego Milito: el 6-1 de La Romareda

El delantero argentino Diego Milito firmó uno de los partidos de su vida para acabar con el Real Madrid en las semifinales de la Copa del Rey que se disputaron en la temporada 2005/2006. Él sólo se encargó en el choque de ida de acabar con los blancos después de marcar la escandalosa cifra de seis goles.

El tanto del honor, obra de Julio Baptista, dio esperanzas al Real Madrid, que apeló a la remontada para llegar a la deseada final. Estuvo a punto de conseguirlo. Se quedó en la orilla, a un solo gol. En el minuto 60, ganaba 4-0, pero durante media hora fue incapaz de acertar en la portería del Zaragoza, que hizo bueno el humillante 6-1 que consiguió en el choque de ida.

8. El destrozo del Real Unión:

De nuevo otro equipo de Segunda División B, esta vez el Real Unión, acabó con una aventura del Real Madrid en la Copa del Rey. En el curso 2008/2009 se cruzó en el camino del conjunto blanco y acabó con él en los dieciseisavos de final después de ganar en la ida 3-2 y de perder 4-3 en el estadio Santiago Bernabéu.

Aquel día, un 11 de noviembre de 2008, al Real Madrid le bastaba un 1-0 para seguir adelante en la competición. Fue un futbolista llamado Eneko Romo quien se encargó de sacar los colores a su rival en el minuto 90, con un tanto, el 4-3 final, que hizo estallar al Bernabéu. Aquel día sólo se salvó Raúl González, que marcó tres goles que no sirvieron para nada.

9: El Alcorconazo: aquel 4-0 humillante

Uno de los partidos más recordados en la historia maldita del Real Madrid y que supuso el principio del fin del técnico chileno Manuel Pellegrini. El 27 de octubre de 2009 quedó en la retina de muchos aficionados blancos, incrédulos ante la incapacidad de su equipo de plantar cara a un equipo de Segunda División B en los dieciseisavos de final.

En una alineación con jugadores como Esteban Granero, Guti, Álvaro Arbeloa, Raúl González, Karim Benzema o Rafael Van der Vaart, los hombres de Pellegrini hicieron historia de la mala. Arbeloa, en propia meta, un doblete de Borja Pérez, y un tanto de Ernesto Gómez, dejaron sellada la clasificación para el Alcorcón, que aguantó en la vuelta y sólo perdió 1-0.

10: Chreyshev y una alineación indebida:

El técnico Rafael Benítez quedó marcado por una alineación que le jugó una mala pasada en Cádiz. El club andaluz se encontró con el Real Madrid en los dieciseisavos de final y el choque de ida, que lo ganó el cuadro madridista 1-3, acabó en tragedia por la presencia indebida de un hombre: el ruso Denis Cheryshev.

El Cádiz denunció alineación indebida del jugador del Real Madrid, que tenía tres tarjetas amarillas acumuladas durante la temporada anterior mientras jugaba en el Villarreal y no podía disputar el encuentro. El Cádiz consiguió pasar la eliminatoria por esa falta de atención del Real Madrid, que acumuló otro bochorno más para la colección en la Copa del Rey.

11. El "Pepinazo" del Leganés:

El asalto del Leganés al Bernabéu es la última acción sonrojante que ha vivido el Real Madrid en la Copa del Rey. Después de ganar 0-1 en el choque de ida, el conjunto "pepinero" consiguió una gesta que nadie hasta este miércoles había logrado en los 115 años de historia de la entidad merengue: remontar una eliminatoria a domicilio después de perder en la ida.

Los jugadores del Leganés se vistieron con el traje de héroes y dieron la puntilla a un club que vive momentos horribles en la Liga, a 19 puntos del Barcelona, y que se despidió de la Copa con una derrota por 1-2 humillante. Javier Eraso y Gabriel Pires emularon el "Alcorconazo" y consiguieron su particular "Pepinazo".