corrupción pasiva y lavado de dinero

La justicia brasileña confirma y aumenta la condena de Lula a 12 años

El expresidente quiere retrasar su posible inhabilitación política para presentarse a las elecciones de octubre

Jueves, 25 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:09h

Lula da Silva saluda a los simpatizantes en el Sindicato de los Metalúrgicos del ABC, ayer en Sao Bernardo do Campo, Sao Paulo.

Lula da Silva saluda a los simpatizantes en el Sindicato de los Metalúrgicos del ABC, ayer en Sao Bernardo do Campo, Sao Paulo.

Galería Noticia

Lula da Silva saluda a los simpatizantes en el Sindicato de los Metalúrgicos del ABC, ayer en Sao Bernardo do Campo, Sao Paulo.

Porto Alegre- La Justicia brasileña ratificó ayer la condena por corrupción pasiva y lavado de dinero contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) en una causa relacionada con el escándalo en la petrolera estatal Petrobras. La decisión, adoptada por un tribunal de segunda instancia de Porto Alegre, abre la puerta a la inhabilitación política de Lula y deja en manos de la Justicia electoral su posible candidatura presidencial.

En una sesión de ocho horas, el recurso de Lula contra la condena que emitió el pasado julio el juez Sérgio Moro, cabeza de las investigaciones sobre la corrupción en Brasil, los tres miembros del tribunal votaron ayer por ratificar el fallo, lo cual supone el peor resultado posible para quien fuera un bastión de la izquierda latinoamericana. Es más, los tres acordaron endurecer la pena, de nueve años y medio a doce. No todo son malas noticias. El tribunal avisó de que no va a dar la orden de prisión hasta que el expresidente agote sus últimos recursos. Y aún puede evitar su inhabilitación política, al menos de manera inmediata.

Este juicio ha sido considerado por diversos analistas como “histórico”, no sólo porque pone en jaque a una de las figuras más importantes de la política brasileña, sino por su relevancia a la hora de influir en las elecciones de octubre de 2018. Hasta el momento el ex mandatario era el favorito de los comicios y sin él se espera la aparición de candidatos alejados de la política que puedan canalizar el descontento de los brasileños.

La sentencia acordada implica que Da Silva queda declarado inelegible en las próximas elecciones de octubre, aunque el líder del izquierdista Partido de los Trabajadores puede recurrir la condena para aplazar su ejecución y ganar tiempo e intentar presentarse como candidato. El expresidente puede recurrir todavía a los tribunales superiores por su derecho a disputar la Presidencia.

El propio Lula escribió en su cuenta de Twitter que está “extremadamente tranquilo”, ya que mantiene que no ha cometido “ningún delito”. Para él, “lo único que puede suceder es que digan que Moro se equivocó” en su fallo. Además, dijo que es “muy poco” si se compara con la situación de millones de desempleados y, en este sentido, advirtió de que parece no haber pasado “el efecto de la anestesia” que se le dio al pueblo brasileño. A su juicio, “se han contado muchas mentiras” sobre su partido y sobre la expresidenta Dilma Rousseff. “Decidieron criticar porque el PT estaba haciendo demasiado”, apostilló, en alusión a una clase política que estaría ahora “rifando” las principales empresas del país sudamericano.

avalan la condena de julioLos tres magistrados que votaron ayer avalaron los argumentos del juez Moro para concluir que Lula recibió un apartamento triplex en una playa del litoral de São Paulo como un soborno de la constructora OAS, beneficiaria de contratos de la petrolera pública Petrobras. Los dos rechazaron además las alegaciones de la defensa de que ni Lula ni su familia llegaron nunca a ocupar la vivienda y que de hecho no existe ningún documento que pruebe que Lula es su propietario.

Además, aseguraron que “existen pruebas más allá de lo razonable de que el presidente fue uno de los principales artífices, sino el principal” del sistema de corrupción creado a través de los contratos de la Petrobras. Ese sistema, según los jueces, implicaba el pago de sobornos para financiar al PT y hacer favores personales a algunos de sus dirigentes. Tanto los magistrados como la fiscalía insistieron en negar que el proceso tenga un carácter político. - Efe/E.P.

Últimas Noticias Multimedia