Sean Baker denuncia “la indigencia oculta” de EEUU en ‘The Florida Project’

? |

Jueves, 25 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:09h

El cineasta Sean Baker ayer en Madrid.

El cineasta Sean Baker ayer en Madrid. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El cineasta Sean Baker ayer en Madrid.

madrid- El contraste entre el “feliz” Disneyworld y la precariedad en que viven miles de familias a lo largo de la autopista 192 que rodea ese mundo mágico llamó la atención del cineasta Sean Baker, que refleja esas contradicciones en The Florida Project, una de las películas independientes del año.

En una entrevista con Efe al día siguiente de anunciarse que Willem Dafoe está nominado al Óscar como mejor actor de reparto por su papel en el filme, Baker ha asegurado que estas personas son “indigentes ocultos”, muchos de ellos expulsados de sus casas a raíz de la crisis hipotecaria de 2007. “No se les incluye en las cifras oficiales de gente sin hogar porque no están en la calle o en albergues, pero es un problema nacional en EEUU, no sólo en Orlando”, ha señalado durante una visita a Madrid el director de Tangerine (2015), película que rodó con tres teléfonos móviles y que le puso en el mapa.

Baker aporta un dato, aunque es solo una estimación: hace tres años se calculaba que había 5.000 niños sin hogar viviendo en los flancos de esa autopista, en moteles de bajo presupuesto con nombres como Magic Castle o Futureland y fachadas de colores pastel, en sintonía con la fantasía que promete el mundo Disney a sólo unos metros de ahí. “Es todo real, los exteriores, los paisajes increíbles, los pequeños negocios con luces de neón y colores pastel para atraer a las familias con niños que van al parque temático”, asegura el cineasta sobre este lugar que visibiliza de forma estridente las paradojas del sistema capitalista.

Baker busca concienciar al espectador, pero también conmoverlo y hacerlo reír, algo que logra al adoptar en la narración el punto de vista de Moonee, una niña de seis años, y de sus amigos durante unas vacaciones de verano. Para ellos, la vida es una oportunidad tras otra para la aventura y las travesuras, mientras los adultos hacen lo que pueden para salir adelante.

“La infancia es algo universal que todos hemos experimentado”, señala Baker sobre el proceso de creación de estos personajes, “solo tienes que volver a ponerte ahí, recordar tus experiencias, es lo que hicimos, y también preguntar a los niños y dejar que ellos aportaran cosas”.

El proceso de casting no fue nada convencional. Dafoe era el único actor experimentado del reparto. Brooklyn Prince, que da vida a Monnee, respondió a un anuncio, mientras que a Bria Vinaite, que interpreta a su madre, la encontró a través de Instagram.

Dafoe ha logrado su tercera nominación al Oscar poniéndose en la piel de Bobby, el gerente del motel, un hombre de paciencia infinita que, pese a su aparente rudeza, ejerce de protector de Moonee y de su madre, Halley. “Nuestra aproximación al guion -con Chris Bergoch- fue periodística”, asegura Baker, “nosotros no pertenecemos a ese mundo, por tanto queríamos escuchar la voz de los demás”. - Efe