Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
[GüRTEL] Juicio por la presunta financiación ilegal del PP de la Comunidad Valenciana

[GÜRTEL]'Barcelona' para el dinero negro de la trama

El contable de Orange Market ha declarado ante el juez José María Vázquez Honrubia

EP - Jueves, 25 de Enero de 2018 - Actualizado a las 18:46h

Candido Herrero, exgerente de Orange Market, a su llegada a la Audiencia Nacional.

Candido Herrero, exgerente de Orange Market, a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE/Mariscal)

Galería Noticia

Candido Herrero, exgerente de Orange Market, a su llegada a la Audiencia Nacional.

MADRID. El contable de la empresa vinculada a la trama Gürtel Orange Market, Cándido Herrero, ha afirmado este jueves ante el juez José María Vázquez Honrubia que la trama diferenciaba en su contabilidad los pagos que se hacían a través de facturas y los que se hacían en negro bajo los nombres de 'Alicante' y 'Barcelona'.

Así lo ha explicado en su declaración en el juicio por la presunta financiación ilegal del PP de la Comunidad Valenciana. A preguntas de la fiscal Anticorrupción Myriam Segura que le ha preguntado que por qué las hojas Excel en las que anotaban la contabilidad de la empresa se diferenciaban dos columnas bajo el nombre de Alicante y Barcelona.

Ha comenzado diciendo que se encontró este "sistema de trabajo" cuando entró a trabajar en Orange Market. "Existen unas hojas donde ponen una serie de nombres y cosas que si Barcelona, que si Alicante y esa misma hoja es después para mi". Ha continuado diciendo que el 'número' dos de la Gürtel, Pablo Crespo, le cuenta que Barcelona corresponde a los pagos en efectivo y que Alicante es lo que se recibe por facturas.

"Después las de Barcelona pueden ser facturables si nos lo pide el partido", ha precisado con respecto al PP de la Comunidad Valenciana para los que Orange Market organizó eventos y actos en las campañas municipales y autonómicas de 2007 y las generales de 2008.

NO SABÍA DE LAS IRREGULARIDADES

Cándido Herrero, para el que la Fiscalía Anticorrupción pide 17 años de cárcel, ha contado que él no podía saber si cometía alguna irregularidad a la hora de cobrar los eventos y actos electorales, ya que él sólo era un trabajador que seguía instrucciones de sus jefes, Pablo Crespo y Álvaro Pérez 'El Bigotes'.

Ha recordado que comenzó a trabajar en esa "empresa pequeña" en marzo de 2006, a petición de Crespo, y que se encargó de coordinar con los productores. Alvaro Pérez 'El Bigotes' era su superior y se dedicaba a organizar todos los actos que se contrataban.

Herrero ha comentado que fue Crespo el que le explicó cómo tenía que hacer las facturas: "Es muy fácil, es coger las facturas de los clientes, de los proveedores y extractos del banco y mandarlos al despacho de Ramón Blanco". Después, la asesoría de Blanco --acusado también en este juicio-- les mandó una hoja en formato Excel para hacer la contabilidad de una forma "más cómoda", en la que se ponía el detalle de cada uno de ellos, ha señalado.

SITUACIÓN ANÓMALA

Ha afirmado que sólo recibió instrucciones tanto de Crespo como de Pérez y ha recordado que las facturas al PP valenciano de 2007 y 2008 las elaboró él. "Seguí el procedimiento que me indicaron cuando comencé a trabajar", ha enfatizado.

Tras la insistencia del juez José María Vázquez Honrubia, ha concretado que él anotaba el importe a facturar a cada cliente según les indicaban sus dos jefes. "Como he podido comprobar era una situación un tanto anómala, ahora la veo mucha más que cuando estaba trabajando, a mí me dijeron que era habitual y yo tenía que defender mi trabajo y me daba igual de dónde lo conseguían", ha relatado.

"Hasta qué punto si a mi me decían 'haz esta factura' yo podía saber si eso era ficticio o no", ha dicho, al mismo tiempo que ha negado haber recibido en alguna ocasión algún "paquete" o "sobre".

Es más, ha subrayado que él nunca tuvo relación con la formación política, con los políticos, ni con empresarios, sino que eran Crespo y 'El Bigotes' los que "mantenían" esa relación- "No sé con quién se reunían", ha agregado.

Sin embargo, en momentos posteriores de la declaración ha relatado que si tuvo algún contacto con la exgerente de los 'populares' valencianos Cristina Ibáñez y con el exsecretario de Organización David Serra, incluso con un empresario, siempre por orden de Crespo o del 'El Bigotes'.

CONTACTOS CON POLÍTICOS Y EMPRESARIOS

En el caso de la primera, ha dicho que trataba asuntos de facturas;mientras que con Serra se reunió en una ocasión para darle un presupuesto relacionado con congreso celebrado en la Feria de Valencia. Ha contado que éste, basado en lo que Álvaro Pérez diseñó, fue rechazado por el exdirigente 'popular' porque se excedía, a lo que Herrero le instó a que lo discutiese con 'El Bigotes' porque ese "no era su problema".

También, la Fiscalía le ha reproducido una conversación telefónica que mantuvo con Pérez --y con la que ha sonreído al escucharla-- en el que éste le comunica que "las galletas se las comía" o esa noche o al día siguiente. Herrero ha apostillado que se trataba de un cobro que tenía que hacer a la empresa de Enrique Ortiz, el cuál 'El Bigotes' le apodó como el "empresario de las magdalenas" por la coincidencia del apellido con una marca de dulces.

Ortiz ha sido uno de los empresarios que ha confesado en este juicio que financió ilegalmente al PP valenciano sufragando actos electorales de las generales de 2008. Según el escrito de acusación de la Fiscalía, su empresa abonó a través de facturas falsas giradas por Orange Market una cuantía de 348.115 euros.

A preguntas del abogado del Estado, Cándido Herrero ha precisado que las "galletas" hacen referencia a las facturas y ha recalcado que la relación con su jefe era "poco seria" porque "al personaje le conocemos todos".