Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Interior vigila hasta las alcantarillas para evitar la llegada de Puigdemont

El Gobierno refuerza el control policial de fronteras y de puntos estratégicos de Catalunya

Jueves, 25 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:09h

pamplona- El Ministerio del Interior ha desplegado en las últimas horas un nuevo dispositivo liderado por agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil que incluye la inspección del subsuelo del Parlament y un refuerzo presencial de vigilancia en aeropuertos y fronteras terrestres y marítimas. En el marco de este operativo, la Policía Nacional inspeccionó ayer el alcantarillado del Parc de la Ciutadella en Barcelona, donde está el Parlament. Este cuerpo no tiene encomendadas en Catalunya estas competencias en seguridad, que asumen los Mossos d’Esquadra. Fuentes de la policía autonómica señalan que serán ellos los que, siguiendo el protocolo habitual, vuelvan a revisar y sellar las alcantarillas el día del pleno.

El plazo máximo para celebrar la primera sesión de debate de la investidura es el próximo 31 de enero. El expresidente Carles Puigdemont, reclamado por la Justicia y que se encuentra fugado en Bélgica, insistió ayer en que “hay muchas posibilidades”, además de la asistencia presencial, para participar en ese pleno del Parlament. Cinco agentes de la Policía Nacional revisaron cada cloaca del interior del recinto. Diversos furgones de la Policía aparcado en diferentes puertas del Parc de la Ciutadella y ayer se sumaron los agentes especialistas en subsuelo.

Fuentes policiales explicaron que se está llevando a cabo un refuerzo operativo en diferentes puntos estratégicos de Catalunya, que incluye el Parlament, con vistas a la primera sesión del pleno. El dispositivo de Interior ha movilizado a guardias civiles del GRS que ha desplazado un centenar de efectivos desde Sevilla a Girona, donde tiene su residencia Puigdemont.

El martes el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, también confirmó que estaban “muy preocupados” ante la posibilidad de que Puigdemont burlara los controles, por lo que se había reforzado el dispositivo policial, extremando la vigilancia en la frontera, los puertos y el espacio aéreo.

“Hay muchos caminos rurales y se puede entrar por barco, en helicóptero o por ultraligero, pero trabajamos para que no ocurra”, aseguró Zoido. Trabajan, incluso, para procurar “que Puigdemont no pueda entrar ni en el maletero de un coche”. “Vamos a trabajar de manera muy intensa mañana, tarde y noche”, añadió el titular de Interior, que ayer no quiso dar más detalles a preguntas de la prensa.

Las Fuerzas de Seguridad también trasladaron información a la Fiscalía cuando Puigdemont asistió el martes a una conferencia en Copenhague. El Ministerio Público pidió que se reactivara la euroorden de detención, una medida que fue rechazada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Interior puso fin el 31 de diciembre a la Operación Copérnico desplegada en Catalunya desde el pasado mes de septiembre para hacer frente al referéndum del 1-O. Durante la jornada de votación, que había sido suspendida por el Tribunal Constitucional, Puigdemont consiguió burlar el seguimiento de la Policía, que utilizó para ello un helicóptero, cambiando de coche debajo de un puente.

El expresidente catalán y candidato a la reelección por JxCat se fugó en otro coche el 29 de octubre con destino a Bruselas. El viaje, que contó con la participaron de mossos de su confianza, se llevó a cabo horas después de que el Gobierno activara el artículo 115 de la Constitución, aprovechando que la Justicia aún no había reclamado su personación. - D.N.