Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La Fiscalía ampara el derecho a informar en el caso Ugarteko

El primer juicio por la muerte de Iñigo Cabacas se ocupó ayer de la denuncia de un ertzaina contra ‘Gara’ y Jone Goirizelaia

Jueves, 25 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:09h

Los padres de Cabacas (i) apoyaron a ‘Gara’ y a Jone Goirizelaia.

Los padres de Cabacas (i) apoyaron a ‘Gara’ y a Jone Goirizelaia. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • Los padres de Cabacas (i) apoyaron a ‘Gara’ y a Jone Goirizelaia.

pamplona- El primer juicio del caso Iñigo Cabacas no se ha ocupado del esclarecimiento de las circunstancias en las que, tras una carga policial de la Ertzaintza, resultó muerto el joven hincha del Athletic Club, que se encontraba tomando algo en un bar cercano al viejo San Mamés tras una victoria de su equipo contra el Schalke 04 alemán, en abril de 2012. La primera vista se ocupó ayer del affaire Ugarteko, la denuncia que interpuso el mando de la Policía autonómica vasca al frente del operativo de aquella noche contra los medios Gara, Naizy la abogada de la familia de Cabacas, Jone Goirizelaia. La razón, los supuestos daños que provocaron en Ugarteko (el sobrenombre por el que se identificaba al mando durante el operativo) la publicación de una serie de informaciones que detallaban el papel que desempeñó el oficial en la noche en la que resultó muerto el joven basauritarra, y por las que el agente reclama 250.000 euros de indemnización por daños y perjuicios. Sin embargo, durante el juicio, que ya está visto para sentencia, quedó acreditado que Ugarteko desarrolló un cuadro psicológico leve (según acreditaron los peritos psicológicos), que no pidió ni un día de baja y que siguió practicando buceo y acudiendo al txoko de su sociedad con normalidad, sin que pueda entenderse que las informaciones tuvieron un impacto grave en su salud.

De hecho, la Fiscalía de los juzgados de Bilbao consideraron que casi todas las informaciones de Gara responden al derecho a la información, y sólo en dos puede alegarse algún tipo de daño moral, cifrado en 13.000 euros como máximo por parte de la Fiscalía. El Ministerio Público también retiró los cargos contra el periodista encargado de redactar parte de las noticias y contra la abogada Jone Goirizelaia, defensa de la familia de Cabacas y contra la que también cargó Ugarteko. En su turno, la abogada aseguró que sigue manteniendo la necesidad de que el hoy demandante sea imputado en el proceso penal, junto a otros seis ertzainas ya investigados por esos hechos, “para poder hacer justicia y esclarecer la verdad sobre la muerte de Cabacas”. La implicación de Ugarteko en la muerte de Cabacas que denuncia la familia se basa en las órdenes que el mando dio a los ertzainas que, a pesar de que notificaron que tenían la situación controlada, fueron obligados a cargar “con todo”. Sin embargo, el demandante acusó a los medios de haber montado un “juicio paralelo”.

El director de Gara, Iñaki Soto, consideró en el juicio que “las grabaciones no han sido manipuladas ni fueron el montaje torticero que alegaba el demandante”, sino que se publicaron en orden según ocurrieron por su “valor periodístico” y de “indudable trascendencia pública”, precisó. Tal y como recogía Naiz en su versión digital de ayer, Soto consideró tras el juicio que quedó “evidenciado” que se estaba juzgando la libertad de expresión y la libertad de prensa” porque “a un mando policial no le convenía que se publicara determinada información”. - D.N.

Herramientas de Contenido