Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Podemos camina hacia la ruptura de su grupo parlamentario

La dirección declina retirar el expediente abierto a Laura Pérez y deja su resolución en manos de la comisión de garantías, que precipitaría la fractura en el caso de decretar la expulsión

Javier Encinas - Jueves, 25 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:09h

Laura Pérez, Fanny Carrillo, Carlos Couso y Rubén Velasco, en la comparecencia de este martes en el Parlamento de Navarra.

Laura Pérez, Fanny Carrillo, Carlos Couso y Rubén Velasco, en la comparecencia de este martes en el Parlamento de Navarra. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

  • Laura Pérez, Fanny Carrillo, Carlos Couso y Rubén Velasco, en la comparecencia de este martes en el Parlamento de Navarra.

pamplona- Las posibilidades de que el grupo parlamentario de Podemos Ahal Dugu termine partido en dos crecen a medida que transcurren los días. Desde que, el pasado viernes, el consejo de coordinación que encabeza Eduardo Santos suspendió cautelarmente de militancia y de sus portavocías institucionales a la ex secretaria general del partido, Laura Pérez Ruano, no ha habido ni atisbo de acercamiento entre las dos partes. Y tampoco se vislumbra en el horizonte que esta situación de total desencuentro vaya a cambiar.

Este martes, Pérez compareció ante la prensa, arropada por otros tres de los siete parlamentarios que tiene el partido en Navarra, para exigir a la dirección que retire el expediente abierto, en el que es acusada de haber cometido “posibles irregularidades en el ejercicio” de su cargo y de incurrir en actuaciones “susceptibles de infringir gravemente el código ético de Podemos”.

resolución rápidaLa idea inicial de la ejecutiva que lidera Santos era dar respuesta a este emplazamiento, pero ha optado por no hacerlo por diferentes razones. Una de ellas, y quizá la principal, es que no quiere debatir en público con quien no ha atendido los requerimientos para dialogar en privado. Por ello, ha decidido no atender las llamadas que numerosos medios de comunicación han formulado al equipo directivo.

Este silencio obedece también a que la opción de levantar el expediente ni siquiera ha sido tenida en cuenta por el consejo de coordinación, que entiende que significaría infringir sus propios estatutos.

Por lo tanto, sigue su curso la denuncia interna a Pérez, quien dispone de 10 días hábiles para presentar sus alegaciones. Todavía no las ha redactado pero su intención es hacerlo antes del lunes 5 de febrero, que expira el plazo para hacerlo.

A partir de entonces, será la comisión de garantías quien resuelva el expediente. Se trata de un órgano independiente de la dirección integrado por cuatro personas: Estíbaliz Martínez Ibáñez, María Nieves Recalde, Bonaventura Bordas y Gracia Moreno.

El deseo de la ejecutiva es que la comisión de garantías se pronuncie en breve, con el fin de que este contencioso esté solucionado en los primeros días del mes de febrero.

El escenario más previsible es que el expediente derive en la expulsión de Pérez del partido, que llevaría aparejada la demanda de que entregue su acta de parlamentaria, tal y como figura en el comunicado que Podemos hizo público el viernes cuando anunció la suspensión cautelar de las funciones de la afectada.

En el caso de consumarse esta posibilidad, todo apunta a que Pérez continuará en el cargo para el que fue elegida en las elecciones de 2015. Y a partir de ahí, se abren distintas opciones. Hay que tener en cuenta que la expedientada tiene el apoyo de la mayoría del grupo parlamentario. Así quedó constatado en la rueda de prensa que ofreció este martes junto a los también parlamentarios Carlos Couso, Rubén Velasco y Fanny Carrillo. Los cuatro podrían abandonar el grupo y convertirse en parlamentarios no adscritos, pero tampoco ha de descartarse que intentaran continuar en el grupo que constituyeron al inicio de la legislatura. En este supuesto, no es fácil aventurar en qué posición quedarían los otros tres miembros del grupo: la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, que incluso podría perder el cargo;Mikel Buil, portavoz desde el pasado verano;y Tere Sáez, que se ha desmarcado de los críticos con la dirección.

la crisis de podemos

Cierre en breve. La dirección de Podemos, tanto la estatal como la de Navarra, quiere que el expediente a Laura Pérez se resuelva lo antes posible para no convertir este problema interno en un serial.

Los críticos son mayoría. El problema que puede encontrarse la dirección de Podemos, en el caso de que el grupo parlamentario consume su fractura, es que los críticos son mayoría. Couso, Velasco y Carrillo ya han avisado que no descartan abandonar el partido si Pérez es expulsada.

Tere Sáez se desmarca. La parlamentaria Tere Sáez ha precisado en un comunicado que no se suma a la petición de retirada del expediente a Pérez. Es crítica con las formas utilizadas por la dirección en esta denuncia, pero considera que debe seguir su curso para que la afectada tenga la posibilidad de defenderse.

El cambio no peligra. Si en algo coinciden los siete parlamentarios de Podemos es su compromiso con el cambio político en Navarra.

Herramientas de Contenido