Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

DIVERSOS LENGUAJES CON LOS QUE HABLA EL BAILE

Talento en movimiento

El Museo Universidad de Navarra acoge estos días la cuarta edición del ciclo ‘Coda en movimiento’ con la intención de mostrar los nuevos caminos y la capacidad física y creativa de bailarines de distintos géneros y procedencias.

Un reportaje de Ana Oliveira Lizarribar - Viernes, 26 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Inés Tena Mora, bailarina del Ballet Nacional de España (BNE).

Inés Tena Mora, bailarina del Ballet Nacional de España (BNE). (MARÍA ALPERI)

Galería Noticia

  • Inés Tena Mora, bailarina del Ballet Nacional de España (BNE).

“Actuar en el Museo es una oportunidad para ver qué hacen otros compañeros y aprender de ellos” “Siempre intentaré aportar creatividad a la danza española para que no se quede obsoleta”

nuevos talentos, nuevos caminos. Es el lema sobre el que el crítico de danza Roger Salas ha diseñado el programa de la 4ª edición de Coda en movimiento, el ciclo con el que el Museo Universidad de Navarra (MUN) quiere explorar los diversos lenguajes con los que hoy habla el baile en sus distintas expresiones. Con la proyección de la película Dancer, en torno a la figura de Sergei Polunin, se inició ayer esta cita que continuará hoy, a las 19.30 horas, con la mesa redonda Nuevas tendencias en el ballet contemporáneo, y se cerrará mañana, a la misma hora, con la Gala de Nuevos Talentos, en los que intervendrán bailarines con figuras del Ballet Nacional Dominicano, el Ballet Nacional de España, GR Dance Company, Royal New Zealand Ballet y el Real Ballet de Flandes.

En los últimos años, la danza, como cualquier manifestación del contemporáneo, se ha dejado contaminar por elementos de otras disciplinas, demostrando que las fronteras entre géneros cada vez son más permeables. Dice Roger Salas que esto tiene sus riesgos, ya que el baile así es más abstracto, e incluso “se ven espectáculos en los que cada vez se baila menos”, pero confía en que la moda pase y la danza brille. Con esa idea ha promovido una serie de actividades con las que, al mismo tiempo, quiere seguir engendrando público, universitario y general. La gala de mañana es, sin duda, el mejor de los reclamos, con una propuesta pensada para exhibir diferentes facetas como la pujanza de Latinoamérica como nicho de nuevos talentos en la creación y en la interpretación, encarnada por Yuleidi Pérez y Marcos Rodríguez;así como la trayectoria de bailarines españoles que desarrollan sus carreras en el extranjero, caso de Daniel Domenech;la potencia de profesionales europeos como los italianos Veronika Maritati, Gabriele Rossi y la belga Nancy Osbaldeston, además de la cantera de la danza española, representada en este caso por dos integrantes de la compañía titular de esta especialidad en el Estado.

Albert Hernández Lledó, 20 años, e Irene Tena Mora, 19, ingresaron en el Ballet Nacional de España hace dos años. Son pareja de baile y de vida. Se conocieron en el Conservatorio Profesional de Danza de Barcelona-Institut del Teatre, continuaron su formación en el Real Conservatorio Profesional de Danza Mariemma de Madrid y después se presentaron a las audiciones del BNE “y entramos juntos”. Para ambos es “un honor” actuar en la gala de mañana, la primera en la que participan, y “una oportunidad increíble”, sobre todo “porque vamos a poder exponer un trabajo nuestro”. Hernández se refiere a sus coreografías Amor mojado en saly Antaño mío. La primera fue premiada en el 25º Certamen de Coreografía de Danza Española y Flamenco de Madrid 2016 y se verá en la segunda parte del espectáculo. Inspirada en la canción No sabe el mar que es domingo, de Mayte Martín, gira en torno al espíritu del mar, personificada por Irene, y a un náufrago, al que interpreta Albert. “El mar acaba jugando con el hombre, que se ha enamorado de ella, y engulléndole”, cuenta el bailarín, que también es creador de Antaño mío, una pieza aun en creación con la que rinde homenaje a su abuela, enferma de Alzheimer. “A ella siempre le gustó mucho la canción Mi niña Lola, de Pepe Pinto”, apunta Hernández de esta propuesta que se le ocurrió tras vivir un emocionante momento familiar. “En los últimos años, la enfermedad le ha deteriorado mucho la memoria, no nos reconoce y hoy no es capaz de acabar una frase, pero un día en casa yo me puse a tararear este tema y ella empezó a cantarla, palabra a palabra;fue increíble”, confiesa. En escena, la historia está protagonizada por una mujer (Irene) a la que le sucede algo, aunque no sabe qué es, y su padre la intenta ayudar. “Lo que le sucede es que está empezando a olvidar”, agrega este intérprete con una fuerte vocación coreográfica.

“No me atrevo a llamarme coreógrafo, porque es una palabra que significa mucho y aun me queda mucho, pero sí es verdad que siempre he tenido curiosidad por el mundo de la creación y seguramente estaré sumergido en él toda mi vida”, afirma, convencido de que la danza española tiene mucho que ofrecer. “Yo siempre intentaré darle un empujoncito;los que amamos esta disciplina no queremos que quede obsoleta y con mis piezas procuraré imprimirle creatividad, fijándome en las nuevas tendencias, sobre todo de la danza contemporánea europea, que es tan rica, para llamar la atención del espectador”. Irene Tena coincide con su compañero en que actuar mañana en el MUN “es un orgullo” y una ocasión “para ver qué hacen otros compañeros y aprender de ellos. Apetece mucho”.

el programa

Esta tarde. A las 19.30 horas, mesa redonda Nuevas tendencias en el ballet contemporáneo, con Roger Salas y Yuleidi Pérez y Marcos Rodríguez (bailarines del Ballet Nacional Dominicano).

Mañana. Gala Nuevos Talentos 19. 30 horas. Primera parte: You (Extracto de Memento Mori), coreografía de Sidi Larbi Cherkaoui, con Nancy Osbaldeston, Daniel Domenech;Crossing Bach, coreografía e interpretación de Gabriele Rossi;Preciso momento, obra de M. Rodríguez premiada en el Grand Prix Vladimir Malakhov 2015, con Yuleidi Pérez y Marcos Rodríguez, y Antaño mío, de Albert Hernández, con Irene Tena Mora y Albert Hernández Lledó. En la segunda parte: Adiós amor, de Marcos Rodríguez, con Yuleidi Pérez y Marcos Rodríguez;Crossing Bach, de Gabriele Rossi, con Veronika Maritati y Gabriele Rossi;Amor mojado en sal, de A. Hernández, con Irene Tena Mora y Albert Hernández Lledó, y Raymonda, de Marius Petipa, con Nancy Osbaldeston y D. Domenech.

Herramientas de Contenido