La aldea global

Cuní, Costa y De la Morena

Por Txerra Díez Unzueta - Viernes, 26 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

joseph Cuní es un profesional de la comunicación como la copa de un pino, hecho a la sombra de la Corporación Catalana de Medios de comunicación, la radio y teles autonómicas catalanas. A la sombra de Catalunya Radio y ahora en el mundo de la tele, Cuní ha defendido siempre un periodismo riguroso, serio y comprometido con la verdad de los hechos. Acaba de dar en Cuatro un nuevo ejemplo de periodismo auténtico con un reportaje de casi una hora de duración en el que mostrado una visión de la sociedad norteamericana en esta nueva fase con Donald Trump al frente del poder de la Casa Blanca. El triunfo del multimillonario, las expectativas despertadas en parte de la sociedad hastiada de Clinton y sus amaños de profesional de la política han sido las claves que Cuní ha ido despejando en un ciclo de entrevistas cara a cara con miembros de la sociedad norteamericana. Entretenido, con ritmo, con chispa en las preguntas el periodista ha bordado un pequeño frisos de opiniones y modos de ver la política de EEUU. Las declaraciones autoinculpatorias de Ricardo Costa frente a la cámara en una sala de la Audiencia Nacional donde se celebra juicio por corrupción, trama Gürtel y derivadas populares son escalofrío mediático que los protagonistas asumen con frialdad e incierto arrepentimiento. La confesión del citado Costa resultó explosiva, corrosiva y dictada a sangre fría. Un testimonio judicial de primer orden, puro derroche de explicaciones públicas inhabituales en juzgados y ante cámaras delatoras de una necesidad de limpiar la figura pública de políticos corruptos y trileros que inundan la clase gobernante. De la Morena protagoniza un spot de su cadena radiofónica, alabando las singularidades amables de su modo de hacer periodismo, antes de combate, hoy de casera salita de estar. Ha perdido el periodismo deportivo fuerza, vigor y poder denunciante.