Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Genocidio, burocracia y olvido

Viernes, 26 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

NARRATIVA

CALLE ESTE-OESTE

Autor: Philippe Sands. Editorial: Anagrama, 2017. Páginas: 603.

Leer ‘Calle Este-Oeste’ es adentrarse en las oscuras cuevas de una de las peores experiencias históricas de la raza humana

Sands no escatima intuiciones ni tampoco sus conocimientos acerca de la materia y así es como mantiene viva la llama de l

La persecución de la verdad es el hilo conductor de las historias de algunas obras realmente de actualidad, narradas en tiempos de impacto mediático, el que alcanza infiernos de nuestros días como la búsqueda de unas hijas perdidas en manos de un padre atormentado por parte de su madre o el periplo necesario para esclarecer las circunstancias que obligan a un joven a conocer los sufrimientos de su abuelo, razones que han guiado a los autores de dos novelas publicadas por Anagrama hace pocos meses en la elaboración de dichas historias. Dos historias interesantes: en Calle Este-Oeste, el londinense Philippe Sands, profesor de Derecho Internacional y pertinaz abogado, se sirve, en parte, de la ficción para presentarnos los orígenes de los primeros genocidios reconocidos y en Parece que fuera es primavera, la periodista y escritora italiana Concita De Gregorio construye una novela basada, igualmente, en hechos reales, tristes acontecimientos que llevan a una mujer tras los pasos de su antiguo marido, con quien mantiene dos hijos comunes ahora en peligro.

La Europa central de los años 20, 30 y 40 del pasado siglo es el principal escenario de las pesquisas que se imponen los personajes de Calle Este-Oeste;los primeros años del XXI conforman el de Parece que fuera es primavera, que parte de una crónica de sucesos y también habla de burocracia y de silencios. Cobardes e interesados silencios. En lo referente al estilo, el de la segunda obra hermana la voz interior de su principal personaje con la de otros elementos, como algunas sentidas cartas, mientras que el de la solvente pieza narrativa de Philippe Sands es el vehículo de un relato centrado en unos hechos históricos narrados de manera realista, sucesos que atañen a generaciones enteras sumergidas en tormentas de alcance político que destrozarían vidas y más vidas de esas generaciones y de otras posteriores. Recientes acontecimientos presentes en los medios del mundo entero hacen de ambos, dos libros de plena actualidad, si bien el esfuerzo en labores documentales del que surge Calle Este-Oeste muestra, bien a las claras, algo tan importante como la podredumbre de unas supuestas almas que ocultaron y ocultan en la medida de lo posible su implicación en las guerras más famosas y en sus nefastas consecuencias.

“Los casos de la antigua Yugoslavia y de Ruanda no tardaron en aterrizar sobre mi escritorio en Londres -se lee en los primeros capítulos de Calle Este-Oeste-. Luego seguirían otros, relacionados con diversas acusaciones en el Congo, Libia, Afganistán, Chechenia, Irán, Siria y el Líbano, Sierra Leona, Guantánamo e Irak. Una lista larga y triste que reflejaba el fracaso de las buenas intenciones manifestadas en la sala de justicia número 600 de Núremberg”. Sands, como puede comprobarse a lo largo de todo el libro, no escatima intuiciones ni tampoco sus conocimientos acerca de la materia en cuestión y así es como mantiene viva la llama de la esperanza de todos cuantos aún pretenden llegar a conocer las razones que llevaron a fascistas y genocidas inmisericordes a cometer los que hoy en día todavía no son reconocidos como ‘crímenes contra la humanidad’ de un modo definitivo.

Calle Este-Oeste contiene elementos de la denominada ‘novela de detectives’ y de las del reportaje pero es, esencialmente, un libro narrativo en el sentido más rico del término, el que lleva al lector a interesarse por desastres mayúsculos, propios de mentes descabelladas que incluso cuentan con la industria del entretenimiento en los medios para tapar sus vergüenzas. Sus sangrientas vergüenzas. Hechos históricos de importancia esencial así lo atestiguan y no conviene ignorarlos: leer Calle Este-Oeste es adentrarse en las oscuras cuevas de una de las peores experiencias históricas de la raza humana a través de un texto de sólidas bases documentales y referencias a libros relacionados directamente con su contenido, como Judíos errantes, de Joseph Roth, y La piedad peligrosa, de Stefan Zweig.

Herramientas de Contenido