Demanda al cirujano que olvidó un guante y cinco compresas en su vientre

Viernes, 26 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Cirujanos durante un trasplante.

Cirujanos durante un trasplante. (D.N.)

Galería Noticia

Cirujanos durante un trasplante.

Francia- Tres días después de someterse a una histerectomía, una operación en la que se extirpa el útero, una mujer francesa de 48 años comenzó a sentir fuertes dolores en la parte baja del estómago. Finalmente acabó expulsado por la vagina un guante de látex y cinco compresas que el cirujano, a quien ha demandado, había olvidado en su interior. La paciente, de quien no ha transcendido la identidad, ingresó el pasado mes de abril en una clínica privada en Marsella, Francia, para someterse a una histerectomía, operación mediante la cual se extirpa el útero. La mujer sufría menstruaciones muy abundantes. En un primer momento, la operación fue, según los médicos, todo un éxito. Pero tres días después la paciente comenzó a sufrir dolores muy fuertes, así como vómitos, dificultad para orinar e insomnio.

La mujer acudió a hablar con los enfermeros y el cirujano que la trató, pero estos le aconsejaron tomar analgésicos y no le hicieron más exámenes adicionales. El día después de su visita a la clínica, la paciente comenzó a sentir un “dolor insoportable en la parte inferior del abdomen”. Esta señala que cuando informó al cuerpo médico de lo ocurrido, el cirujano “inmediatamente minimizó la gravedad de lo que había sufrido y culpó a las enfermeras diciendo que estaba delegando muchas cosas”. “No se disculpó y me dijo que tenía hombros anchos y un buen seguro”, apunta.