Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Editorial de diario de noticias

Empleo, más buenos datos para mejorar

La EPA de 2017 sitúa a Navarra de nuevo con la menor tasa de paro del Estado con un 9,6% y consolida la creación de empleo de estos tres años, pero sigue siendo necesario revertir temporalidad, precariedad y siniestralidad y recuperar salarios

Viernes, 26 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) de 2017 dibujan una Navarra de nuevo a la cabeza de las comunidades con menor desempleo, con una tasa del 9,6%, y por primera vez en 10 años por debajo del 10%, que era el objetivo en materia de empleo del Gobierno de Navarra para lograr este año 2018. Este dato es significativo si tenemos en cuenta que la media estatal es casi el doble que la de Navarra y que en los últimos cuatro años se ha recuperado buena parte del empleo destruido en la crisis, en gran medida por los buenos números de contratación del sector industrial en automoción, agroalimentación y farmacéutico. Una realidad estadística que coincide con los datos socioeconómicos que señalan la creciente confianza del empresariado navarro y una realidad política y social también que deja en evidencia los discursos negativos de la oposición desaforada de UPN, PSN y PP, a los que una vez más los hechos sitúan fuera de lo que ocurre en la Navarra real. Ahora bien, situados ya por debajo del 10% de desempleo y consolidada la creación sostenida de empleo durante los últimos cuatro años, cabe dirigir los esfuerzos hacia una mejora en la calidad del mismo. Porque tampoco los buenos datos de esta EPA sobre 2017 pueden quedarse en la mera autocomplacencia. Queda mucho por hacer al Gobierno de Barkos y a los ayuntamientos del cambio político y social. Para empezar, el empleo nuevo sigue lastrando las malas condiciones -ha aumentado la siniestralidad laboral-, temporalidad y precariedad derivadas de las sucesivas reformas laborales. Más allá de estos buenos datos, es el empleo y el empleo de calidad la vía por la que Navarra puede revertir las consecuencias sociales y laborales de las sucesivas reformas que han propiciado un cambio sustancial en las condiciones de los trabajadores y trabajadoras. Los datos de 2017 son buenos y las expectativas para este 2018 también, pero es imprescindible seguir recortando la tasa de paro juvenil, femenino y de larga duración. En este sentido, seguir contemplando la adecuación salarial a la salida de la crisis como un problema de competitividad en lugar de como una inversión en la sostenibilidad de la economía es un error cuyas consecuencias serán negativas a medio plazo. Y si la mejora de la economía no tiene reflejo en todas las empresas, sí cabe exigir trasladar la nueva situación a los salarios en aquellas -y no son pocas- que mediante el esfuerzo de todos, empresarios y trabajadores, han retomado impulso y crecimiento.

Herramientas de Contenido

etiquetas: empleo, editorial, opinion

Más sobre Editorial

ir a Editorial »