Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Un tropiezo de PP y PSOE que refuerza a Puigdemont

ERC aparca el plan B y Torrent fija la investidura el martes a las 15.00 horas

Míriam Vázquez - Viernes, 26 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Roger Torrent, ayer en los pasillos de la Cámara.

Roger Torrent, ayer en los pasillos de la Cámara. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • Roger Torrent, ayer en los pasillos de la Cámara.

pamplona- El Gobierno se lanzó ayer a tumba abierta anunciando un recurso preventivo contra la investidura de Carles Puigdemont que se volvió en su contra en unas horas. Su decisión recibió el varapalo del Consejo de Estado, provocó el cierre de filas de JxCat y ERC y reforzó la candidatura del president cesado. PP y PSOE habían pactado ese recurso, y la duda radica en si estaban al tanto del sentir del Consejo de Estado, o no lo sondearon y cometieron un error de cálculo difícil de imaginar teniendo en cuenta la composición de ese organismo, plagado de antiguos cargos de ambos partidos.

Madrid seguirá adelante con un recurso cuya mera evocación no sirvió para detener la convocatoria de la investidura. El presidente del Parlament, Roger Torrent, convocó ayer la sesión de investidura de Carles Puigdemont para el próximo martes a las 15.00 horas. Torrent no se anduvo con ambigüedades y aludió de manera expresa en su convocatoria a la “investidura del diputado Carles Puigdemont como candidato propuesto a la presidencia de la Generalitat”.

Si bien JxCat planteaba celebrar el pleno el 31 por la tarde, finalmente Torrent se inclinó por la propuesta de ERC de convocarlo para el martes, un día antes de que expire el plazo. En la convocatoria del pleno, en virtud de la ley de Presidencia de la Generalitat y del Reglamento del Parlament, se especifica que la sesión tiene un único punto en el orden del día, que es “el debate del programa y votación de investidura del Diputado Carles Puigdemont Casamajó, propuesto para la presidencia de la Generalitat”.

La convocatoria del pleno, que llegó antes del varapalo del Consejo de Estado, no fue un acto de desobediencia porque aún no hay sentencia del Tribunal Constitucional. Si finalmente hay recurso de Madrid y el tribunal suspende el pleno antes del martes a las 15.00 horas, la gran incógnita es si la sesión llegaría a celebrarse. Sería entonces cuando Torrent tendría que tomar una decisión que podría tener consecuencias penales para él mismo y que le expondría a seguir el camino de su antecesora Carme Forcadell, en libertad provisional.

Aunque ERC había lanzado mensajes en las últimas jornadas a favor de una política más pragmática y alejada de la vía unilateral, la ofensiva de Madrid contra Puigdemont le complica poner sobre la mesa un plan B para la investidura en la persona del vicepresident cesado, Oriol Junqueras. Ayer no era el momento de hacerlo, y así lo confesó Sergi Sabrià. Aseguró que su partido dará la batalla para que Puigdemont pueda ser investido, y pedirán informes jurídicos y recurrirán en todas las instancias. Madrid pretendía justo lo contrario: dividir al soberanismo. En cualquier caso, aún es pronto para aventurar si el cierre de filas se mantendrá hasta sus últimas consecuencias. Lo llamativo de la jornada fue cómo empezó con la división de JxCat y ERC por la fecha del pleno (JxCat hablaba del miércoles), y cómo terminaron el día en aparente sintonía.

las opcionesEl escenario más complejo sería la desobediencia abierta a una suspensión del TC y celebrar la investidura de Puigdemont el martes, ya sea por vía telemática, presencial o en un formato más simbólico que consistiera en la lectura de su discurso por parte de un diputado de su lista, que podría ser Elsa Artadi. Podría provocar una nueva convocatoria electoral por parte de Madrid con el artículo 155 y alargaría la suspensión del autogobierno. Las elecciones serían en mayo.

Otra opción consistiría en suspender el pleno a última hora y ganar tiempo. Podría aplazarse para retomar la investidura de Puigdemont antes de que expiren los dos meses de plazo para convocar elecciones, o investir en unas semanas a otro candidato (otro miembro de JxCat, como Artadi;o Junqueras). Si ahora solo llegara una suspensión cautelar y la sentencia final se demorase meses, esperarla supondría desbordar el plazo legal de la investidura e ir a elecciones.

La tercera alternativa consistiría en investir este mismo martes a un candidato alternativo, aunque parece demasiado prematuro en un clima de indignación por la decisión de Madrid. La ANC se ha activado y la actitud que impera ahora dentro del soberanismo es de resistencia.

Herramientas de Contenido