Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Beltrán continúa con sus discursos basados en el insulto y la difamación

La portavoz del PP dice que no se ha cumplido la ley a pesar de los avances detallados por Ollo

Viernes, 26 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Gesto malhumorado de Beltrán, a la que observan Sayas y Aznárez. Foto: JAVIER BERGASA

Gesto malhumorado de Beltrán, a la que observan Sayas y Aznárez. Foto: JAVIER BERGASA

Galería Noticia

Gesto malhumorado de Beltrán, a la que observan Sayas y Aznárez. Foto: JAVIER BERGASA

pamplona- Hay intervenciones que no deberían permitirse en el Parlamento. Ni por el contenido ni, sobre todo, por el tono en el que se hacen. Y la de la portavoz del PP, Ana Beltrán, sobre las víctimas del terrorismo fue ayer una de ellas en la que se mostró especialmente exasperada con la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo. En ella, no dudó en recurrir al insulto y en echar mano de difamaciones que no por repetirlas muchas veces se convierten en verdad.

Por ejemplo, acusó al departamento de querer “blanquear la historia de ETA” y dijo que sus actuaciones no incluyen “ni una palabra de terrorismo de ETA ni de democracia” o que “no se estudia el terrorismo de ETA en las aulas porque quieren que se olvide cuanto antes”, cuando es palpable que los programas de esta consejería se centran en buena medida en estas víctimas y se trabaja con ellas con rigor. Así lo constató el presidente de la AVT tras la reunión con el Gobierno foral, que valoró el trabajo que se está realizando el Ejecutivo liderado por Uxue Barkos.

Pero Beltrán no se conformó con hacer acusaciones falsas a la consejera sino que entró nuevamente en el ataque personal. La llamó “indigna de ser consejera”, le dijo que “no se entera de nada”, que es “la consejera de Bildu y la artífice de la batasunización de Navarra”, añadió que “menosprecia a las víctimas y que las ensucia y desprecia”. Terminó llamándola “farisea” y pidiendo su dimisión. Un tono poco apropiado para el debate parlamentario y que poco ayuda en el ejemplo para la tan reclamada reconciliación y convivencia. - E.U.