Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El cambio perdería la mayoría en comisiones y en la Junta de Portavoces si se fractura Podemos

Aznárez quedaría fuera de la Presidencia de la Cámara en el caso de que terminara como parlamentaria no adscrita

Viernes, 26 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Mikel Buil y Laura Pérez, en sus escaños, durante el pleno del Parlamento.

Mikel Buil y Laura Pérez, en sus escaños, durante el pleno del Parlamento. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Mikel Buil y Laura Pérez, en sus escaños, durante el pleno del Parlamento.

pamplona- El desencuentro que se vive en el seno de Podemos Navarra podría tener repercusiones para el cambio político si la fractura que existe en el grupo parlamentario derivara en la expulsión de algunos de sus miembros, que automáticamente pasarían a tener la consideración jurídica de no adscritos. En ese caso, Podemos ya no contaría con siete parlamentarios, sino que habría que restarle los que quedarían como no adscritos -serían un máximo de tres-, por lo que las formaciones que firmaron el acuerdo programático ya no tendrían mayoría en la Junta de Portavoces del Parlamento ni tampoco en casi todas las comisiones de la Cámara.

Hay que tener en cuenta que en la Junta de Portavoces, donde participan los siete representantes de cada una de las fuerzas del Parlamento, el voto es ponderado con arreglo al número de escaños de cada sigla.

Lo mismo ocurre en los trabajos que se realizan en las comisiones. En la presente legislatura hay nueve. Si algún parlamentario fuera no adscrito, sólo podría intervenir en una comisión, por lo que en el resto la mayoría ya no sería la que actualmente conforman Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, sino que pasaría a tenerla la oposición.

pocos derechosSi un parlamentario abandona o es expulsado del grupo en el que inició la legislatura, en este momento pasa a ser no adscrito y pierde casi todos sus derechos.

Esta situación podría incluso afectar a Ainhoa Aznárez, la presidenta del Parlamento, que está alineada con la comisión de coordinación que encabeza el secretario general de Podemos, Eduardo Santos.

Si Aznárez termina siendo no adscrita, perdería la Presidencia de la Cámara y habría que proceder a la elección de una sustituta. Esta situación, en principio, no debería darse, dado que todos los parlamentarios de Podemos aseguran que no perjudicarán el cambio. - J.E.