Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Seis de cada 10 demandantes de vivienda en Navarra prefiere alquilar

El perfil del solicitante de piso es de 18-34 años que busca emanciparse
El Ejecutivo prevé aprobar en junio el Plan de Vivienda 2018-28
El 79% acepta que se pague una prestación que facilite acceder a la vivienda

Lola Cabasés Hita - Viernes, 26 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- El perfil general de la persona demandante de vivienda en Navarra es de una persona joven, de entre 18 y 34 años, que busca emanciparse del hogar familiar y en cuanto al tipo de vivienda, en un contexto dominado por la cultura de la vivienda en propiedad, el 61,6% de la demanda se decanta por una vivienda en alquiler o en alquiler con opción a compra, mientras que el 28,2% desea un piso en propiedad. La opción del alquiler crece hasta el 70,5% cuando se introduce la variable de capacidad económica, mientras que la propiedad cae al 20,5%. Así se desprende de la encuesta monográfica sobre vivienda impulsada desde el Gobierno de Navarra.

El director del Observatorio de la Realidad Social, Patxi Tuñón, junto a los directores de servicio Antidio Martínez de Lizarrondo (Observatorio de la Realidad Social) y Javier Etayo (Vivienda), presentaron ayer la segunda entrega de este diagnóstico que está sirviendo de base en la elaboración del Programa de Vivienda 2018-2028 que elabora el Ejecutivo y que prevé aprobar el próximo mes de junio. “La encuesta -dijo Tuñón- nos sirve para testar la realidad y los resultados están muy alineados con la política de vivienda del Gobierno de Navarra”.

La encuesta fue realizada a finales de 2016 en todo Navarra con 1.200 entrevistas a personas responsables de alguno de los 252.900 hogares navarros. Se trata de la primera encuesta monográfica sobre Vivienda que se hace en Navarra. “Desde el nuevo Plan de vivienda se apostará por la rehabilitación, una actividad con ya fuertes apoyos, primando las actuaciones eficientes en consumo energético. El derecho a una vivienda digna significa impulsar el arrendamiento protegido, dignificando a e incrementando el alquiler social. Necesitamos un cambio de modelo, un nuevo enfoque en la política de vivienda, la vivienda como derecho frente al modelo anterior, la vivienda como negocio” destaca el diagnóstico.

Martínez de Lizarrondo explicó que la encuesta ha permitido clasificar los hogares navarros en cinco perfiles, con base en las características socio-demográficas de la persona de referencia, las características de la vivienda en la que reside y su nivel de satisfacción con la vivienda y el entorno. Así pues, las variables son “la edad y el nivel de estudios de la personas de referencia, los ingresos totales del hogar, la superficie de la vivienda, el año de construcción del edificio y los niveles subjetivos de satisfacción con la vivienda y el entorno”.

Con estas variables, los perfiles que se han determinado son hogares estatus socioeconómico (ES) bajo, que suponen el 7,6% de los hogares en la Comunidad Foral;hogares mayores ES bajo, que representan el 27,2%;hogares jóvenes-adultos ES medio, el 24,4%, hogares mayores ES medio-alto, con el 16,4%, y hogares babyboomers (generación de nacidos en las décadas de 1960 y 70) ES medio-alto, el 24,5%. Martínez de Lizarrondo presentó de cada uno de estos perfiles los distintos grados de tenencia de las viviendas, necesidades de rehabilitación o cambio de vivienda, y grado de acuerdo con las medidas a plantear en la política de vivienda.

rehabilitación, crece un 20%A este respecto, Etayo explicó cómo uno de cada diez hogares navarros dice tener la necesidad de realizar algún tipo de rehabilitación en la vivienda. El 17,3% de estos tiene mucha necesidad y el 30,9% bastante. De estos, el 53,6% lleva más de 4 años necesitando realizar las obras, sin embargo el 21,8% cree que no podrá realizarlas nunca y el 20,9% se las plantea a largo plazo.

Javier Etayo comentó que se “están rehabilitando en Navarra del orden de 4.000 viviendas al año” y que “en 2017 ha aumentado la rehabilitación un 20% respecto a 2016”. En cuanto al tipo de reformas, dijo que lo más común son “cambios de suelos, puertas y ventanas, pintar, aislamientos, y cambios de baño y cocina”. Añadió que “el grado de conocimiento de los programas del Gobierno foral para rehabilitar es desigual”. “Un tercio de los hogares no saben de la existencia de las Ayudas a la Rehabilitación, mientras que el 34,5% dice conocerlas”, precisó.

Por otro lado, indicó que “un 6,2%, unos 15.500 hogares, se plantea un cambio de vivienda, que podría ser de compra y alquiler”. “El 48% de estos hogares no quieren cambiar ni de barrio ni de municipio”, afirmó Etayo, que añadió que “la tasa de mayor cambio de viviendas es en aquellos estratos que viven de alquiler, que son el estrato económico social bajo y medio de jóvenes-adultos”.

Etayo explicó que una de las políticas más comunes para reforzar el mercado del alquiler es fomentar la incorporación de las viviendas vacías al mercado, censo de difícil cuantificación. Así, apuntó que en 2011 algunas estimaciones las cifraba en 35.000;que al preguntar a los vecinos de estos pisos vacíos, la percepción es de 24.000, muy por encima de las 8.500 que todo apunta suman este parque.

Según la encuesta, el 14,3% de los hogares tiene más de una vivienda en propiedad. De éstos únicamente el 23,8% la tiene alquilada mientras el 25,6% la tiene vacía, y el uso más común es el de segunda residencia, que se da en el 43,6% de los casos.

las ayudas Etayo también comentó que solo el 16,3% de los que tienen más de una vivienda se plantearían incorporarla a la Bolsa de Alquiler, programa del Gobierno foral del que “existe bastante desconocimiento” pese a las campañas de difusión realizadas.

Respecto a la opinión sobre la política de vivienda, la encuesta muestra que hay cierto consenso en fomentar las ayudas a la compra de vivienda, movilizar viviendas vacías o fomentar la vivienda en alquiler. Sin embargo, solo el 59% de lo hogares apoya gravar las viviendas vacías. Asimismo, el 57% muestra su rechazo a que las viviendas protegidas solo se destinen al alquiler y el 68% rechaza que no se subvencionen las VPO destinadas a la compra. Así pues, una de las conclusiones es que se apoyan las fórmulas que abaraten el acceso a la vivienda, vía desgravaciones fiscales, subvenciones directas a la compra y alquiler (lo apoya un 79%) o abaratarlas por vías indirectas como precio del suelo o tipos de interés.

datos

Cinco perfiles de viviendas. El diagnóstico que refleja la encuesta ha permitido clasificar los hogares de Navarra en cinco perfiles según las características socio-demográficas de la persona de referencia, características de la vivienda, nivel de satisfacción con su vivienda y el entorno, edad, estudios, ingresos, superficie o año de construcción.

Diagnóstico. La primera encuesta monográfica de vivienda de Navarra se realizó a finales de 2016 con 1.200 entrevistas y los resultados se están tomando en consideración para elaborar el Plan de Vivienda 2018-28.

la encuesta

Los responsables del Observatorio de la Realidad Social y de Vivienda aseguran que “tanto la demanda de alquiler social, como la necesidad de rehabilitación de vivienda antigua o la aplicación de medidas para incorporar viviendas vacías a las bolsas de alquiler, que figuran entre las principales inquietudes ciudadanas, coinciden con las medidas que desarrolla el Gobierno desde la reforma de la Ley de Vivienda”

Herramientas de Contenido