Reactivación de la economía

Irache apuesta por el producto y el comercio local frente a internet

EFE - Sábado, 27 de Enero de 2018 - Actualizado a las 16:19h

Las compras por Internet comienzan a popularizarse en la sociedad vasca, aunque no están tan asentadas como en el Estado.

Las compras por Internet comienzan a popularizarse en la sociedad vasca, aunque no están tan asentadas como en el Estado.

Galería Noticia

Las compras por Internet comienzan a popularizarse en la sociedad vasca, aunque no están tan asentadas como en el Estado.

Pamplona.- La asociación de consumidores Irache ha abogado hoy por favorecer el producto autóctono y el comercio local como medio para reactivar la economía y el dinamismo social frente a las ventas que se realizan por internet, aunque sean también una opción válida.

Y en relación con estas, Irache advierte de amenazas para el consumidor online, como páginas web que no envían los productos vendidos y portales virtuales que ponen en contacto a particulares pero que no asumen ninguna responsabilidad en las transacciones.

Según una encuesta encargada por la asociación, en el 12% de las compras por internet se ha producido algún problema, siendo los más habituales el retraso o extravío del producto adquirido, productos defectuosos o diferentes a los adquiridos, fraudes y problemas de pago.

Y en este sentido apunta que es preciso distinguir entre los problemas que se dan por desacuerdos con las empresas o por incumplimientos por parte de éstas y los que son simples fraudes.

De entre estos últimos destaca que en 2017 han sido numeroso los socios de Irache que han acudido a sus oficinas porque han comprado algo a través de una página web y pagado el precio a un número de cuenta y sin embargo pasadas unas semanas el producto no llega.

Al intentar contactar en unos casos no es posible y en otros no obtienen ninguna respuesta, y es que muchas veces "no hay ninguna empresa real detrás de la web y se trata de un fraude, por lo que solo queda denunciarlo".

Otras veces los fraudes se dan entre particulares a través de portales que solo actúan como intermediarios para poner en contacto a comprador y vendedor pero sin asumir responsabilidades y eso hace que sea difícil poder reclamar al portal.

Irache subraya que los fraudes a través de internet se dan con todo tipo de compras, desde libros, vajilla o ropa hasta electrodomésticos o incluso coches, y advierte de que últimamente se han dado con más frecuencia engaños en compras de teléfonos móviles que nunca se reciben ya que ni se ha podido contactar con la web ni se ha encontrado domicilio social de la supuesta empresa.

Irache agrega que, más allá de los fraudes, también se dan problemas por retrasos en las entregas o faltas de conformidad por defectos o por no ser el producto comprado.

También suelen surgir dificultades cuando se quiere devolver un producto ya que en ocasiones la empresa no facilita el modo de hacerlo, no se da por enterada o directamente no la acepta.

Otros problemas de las compras por internet están relacionados con las formas de pago, lo que incluso a dejado en tierra a pasajeros que habían adquirido online billetes de avión.

Según Irache los problemas son más frecuentes con páginas de países de fuera de la Unión Europea y en estos casos, si la empresa no responde, no es sencillo reclamar los derechos del consumidor por las diferentes legislaciones y por la lejanía, que dificulta cualquier mediación.

Para evitar problemas, la asociación aconseja informarse sobre la empresa titular de la web y su domicilio social, guardar las condiciones generales de contratación de la web, conservar la publicidad o cualquier otra promoción del producto, recabar la información y descripción más detallada y concreta posible del producto que se va a adquirir, incluyendo fotografías, si es posible.

Es fundamental además tener un documento que muestre quién es el vendedor, quién el comprador, el objeto de compra y el precio a pagar, y de igual modo recomienda utilice una forma de pago segura y exigir justificantes.

Otros consejos son dar solo los datos imprescindibles para efectuar la compra, conservar toda la documentación, y redoblar precauciones si la oferta es llamativamente beneficiosa.

Por último indica que en compras dentro de la Unión Europea hay catorce días desde que se recibe para devolverla y se debe comunicar a la empresa de forma fehaciente, mientras que si va a comprar a un particular conviene que haya una empresa que respalde la operación para evitar posibles estafas.

etiquetas: internet, comercio, irache