Davos ve un momento económico “dulce” pero alerta del fracaso de las políticas de lucha contra la desigualdad

Preocupan el desempleo juvenil, el envejecimiento de la población y la menor inversión en infraestructuras

Sábado, 27 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

davos- La presidenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y los gobernadores de los bancos centrales de Inglaterra, Mark Carney, y Japón, Haruhiko Kuroda, aseguraron ayer que la economía global vive ahora un momento “dulce”, aunque alertaron igualmente del fracaso en la lucha contra las desigualdades. Durante la presentación en el Foro de Davos de las perspectivas para la economía global en 2018, Lagarde afirmó que la economía mundial vive este momento en gran medida por las políticas monetarias de los bancos centrales. El resto de participantes en la sesión coincidió en señalar las buenas perspectivas para la economía global en 2018.

En particular, Lagarde y la consejera delegada de JP Morgan, Mary Callahan, alabaron el éxito de las medidas de estímulo puestas en marcha por los bancos centrales, que en el caso del Banco Central Europeo, cuyo presidente, Mario Draghi, no acudió a Davos, se van a mantener más allá de septiembre, cuando estaba previsto que concluyeran.

Alrededor de 120 países del mundo esperan un fuerte crecimiento en 2018, debido a “la recuperación cíclica y a las buenas políticas monetarias y fiscales”, indicó Lagarde, quien se refirió también a los riesgos que ponen en peligro la recuperación económica, un hecho en todo el mundo “salvo, quizás, en el África subsahariana”.

riesgosLos tres puntos que precisó son el riesgo financiero, la falta de cooperación internacional y, sobre todo, la persistencia de desigualdades, que no sólo no se reducen, sino que incluso en algunos ámbitos no dejan de crecer. Además del desempleo juvenil, Lagarde habló del envejecimiento de la población y el menor volumen de inversiones en infraestructuras. - Efe