Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La oportunidad perdida del exalcalde

upn demuestra que no es capaz todavía de explicar qué ocurrió con la planta

Sábado, 27 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El pasado 20 de julio, Patxi Pérez Arregui publicó una carta. La escribió desde las entrañas, y en el texto se nota. Habían pasado pocos días desde que la Fiscalía decidiese no entrar en el caso y advertía: “Ahora es el momento oportuno para responder de forma tajante y contundente a quienes me han acusado (...) Por esa razón salgo a defender mi honorabilidad con ahínco y tesón. Garra no me falta, y ganas tampoco”. Tras el silencio de ayer, cabe pensar que ese ahoraal que se refería Pérez todavía no ha llegado.

Es una anécdota, pero deja varias lecturas. En el fondo, el Patxi Pérez persona no hizo otra cosa que tratar de defenderse. Es entendible: lo intentó, el letrado amparó que no declarase y la jugada salió bien. Pero el Patxi Pérez exalcalde, exdirector general en el último Gobierno de UPN, ex número dos de Javier Esparza (que opta a presidir Navarra en 2019) y miembro del gabinete que toma las decisiones del primer partido de Navarra quizá sí tenga algo que decir. Ayer, sin embargo, el silencio fue rotundo. Y la imagen concluyente: UPN todavía no es capaz de dar una explicación de lo que sucedió en Ultzama. Ni verosímil ni falaz: no es capaz de decir nada. No sabemos si los tribunales o la propia comisión podrá. Pero lo que ayer quedó acreditadísimo es que los regionalistas no pueden, o no quieren, contarle a la ciudadanía qué pasó con un proyecto interesante, que contó con apoyo mediático, político y dinero público a espuertas, y que terminó en la ruina dejando tras de sí un rastro que despertó las sospechas en Comptos, el Parlamento y el Gobierno. Y eso que, como se harta de defender UPN, todo se hizo con arreglo a la ley y sin la menor sombra de sospecha.

A la cabeza puede venir esa retahíla de key words con la que en verano, poquito después de la decisión de Fiscalía, UPN presentó su nueva imagen. Una de esas palabras clave era transparencia, esa asignatura que todos los partidos afrontan con ilusión a principio de curso pero que muchos dejan para septiembre. Fue una buena ocasión para que UPN tirase de transparencia y explicase, con honradez, qué paso con el proyecto. Defienden que todo fue legal, así que no se entiende que no se diesen explicaciones. La de ayer, en el fondo, fue una oportunidad perdida para demostrarlo. - A.I.R.

Herramientas de Contenido