Latinoamérica respalda al presidente hondureño contra el criterio de la OEA

El demoledor informe de la Organización de Estados Americanos pedía repetir las elecciones, acusadas de fraude

Domingo, 28 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Juan Orlando Hernández y su esposa, en la toma de posesión.

Juan Orlando Hernández y su esposa, en la toma de posesión. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Juan Orlando Hernández y su esposa, en la toma de posesión.

Washington- Juan Orlando Hernández fue investido ayer presidente de Honduras con el aval de la mayoría de países americanos pese al duro informe técnico de la OEA que no lo reconoce como vencedor por las irregularidades del proceso electoral. La misión de observación que la OEA envió a Honduras mantiene que hubo “irregularidades, errores y problemas sistémicos antes, durante y después” de los comicios del 26 de noviembre, lo que unido al “estrecho margen de los resultados” impide “tener certeza” sobre el ganador.

La rotundidad de ese informe hizo que el secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, pidiera en diciembre la repetición de las elecciones, un llamado que ignoraron países poderosos de la región como Estados Unidos, México y Colombia. A la vuelta de las Navidades, Almagro aumentó su presión sobre las naciones de la OEA al solicitarles que aprobaran las conclusiones de los observadores en su primera reunión del año.

Ninguno de los países miembros -todos los del continente menos Cuba- atendió esa petición, ya que no quieren sentar el precedente de que los reportes electorales tengan que aprobarse, la costumbre es solo “tomar nota”, según explicaron fuentes presentes en las negociaciones.

Además, decir sí a ese informe contradecía la postura expresada por la mayoría de gobiernos de la región que, salvo excepciones como Venezuela y Bolivia, ya habían reconocido y felicitado a Hernández como presidente electo legítimo. Ni siquiera los países que consideran un fraude la victoria de Hernández quisieron votar el informe, “nadie quiere que esto se le vuelva en contra, sobre todo en un año cargado de elecciones en la región”, indican fuentes diplomáticas.

“Me imagino que ninguno quiere intromisiones internacionales, pero las consecuencias de esto son graves para la región y la OEA”, dijo Adriana Beltrán, experta de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA). “Socava la labor de la OEA, de sus misiones electorales, no se le dio respaldo a un informe sumamente fuerte en señalar las múltiples irregularidades que ocurrieron en el proceso y los países reconocieron a Hernández como ganador”, señaló. - Efe