Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Antzara: ¿por y para los amigos?

Por Maite Esporrín Lasheras - Domingo, 28 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

durante mucho tiempo, el alcalde Asiron y la mayoría del cuatripartito antepusieron la construcción del edificio social denominado Antzara a la tan demandada instalación de un ascensor urbano que ayudara a paliar las dificultades de movilidad del barrio de Mendillorri, derivadas de su compleja orografía. Nuestro grupo, por el contrario, siempre defendió que ambos proyectos eran compatibles y necesarios.

Una vez construido el edificio Antzara, nuestra principal preocupación se ha centrado en el oscurantismo con que el equipo de gobierno ha decidido quién y cómo gestionaría una dotación pública sufragada con el dinero de todos. Tanto más cuando desde el principio hemos visto cómo sus ocupantes no han dudado en colocar en el local símbolos o cartelería de contenido político e identitario inequívocamente afín a los grupos que gobiernan el Ayuntamiento. Algo que contraviene el carácter abierto, plural e inclusivo que un local público dotacional debiera preservar.

Por ello hemos criticado y denunciado estas anómalas circunstancias. Y no es que tengamos derecho a ello, que por supuesto. Es que tenemos el deber legítimo y democrático de hacerlo. Por ser de justicia y en defensa de las miles de personas del barrio que han votado al Partido Socialista y a otras opciones distintas al cuatripartito que nos gobierna, y que no quieren que con su dinero se sufraguen actividades partidistas e identitarias que excluyen, dividen y ofenden a una buena parte del barrio que no las comparte y que no las quiere en un edificio público municipal que debe ser para todos y todas.

En este sentido, es revelador el artículo publicado en este mismo medio el pasado domingo 21 de enero bajo el título Antzara, por y para Mendillorri que está firmado por algunos colectivos del barrio. Al respecto recomendamos un mínimo conocimiento de la labor institucional que la ciudadanía otorga a los legítimos representantes municipales elegidos de forma democrática, y que nadie se arrogue la representación única de nada, mucho menos la de un barrio tan rico y plural como es Mendillorri. El Grupo Municipal Socialista siempre ha apoyado la necesidad de que existan dotaciones públicas en los barrios que den cabida a los colectivos y que atiendan las necesidades de la juventud. Tanto más en Mendillorri. Pero conviene recordar que las personas que los utilicen están especialmente obligadas a cumplir de forma rigurosa toda la normativa legal y a mantener un funcionamiento abierto, plural, integrador y democrático que pasa, entre otras cosas, por no exhibir símbología partidista de ningún tipo que pueda molestar u ofender a una parte de la ciudadanía que sufraga el edificio. Algo que no acaban de entender el alcalde Asiron y los grupos políticos y colectivos que le apoyan.

La autora es Portavoz Municipal PSN-PSOE

Herramientas de Contenido