Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

OSASUNA la actualidad

Hinchas de grada y de barra

Ambiente | Unos 400 aficionados rojillos se desplazaron hasta Huesca para animar a Osasuna: 260 desde dentro de El Alcoraz y el resto en un bar en los aledaños del estadio

Javi Gómez / Patxi Cascante - Lunes, 29 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Los directivos de Osasuna desplazados ayer a Huesca posan junto a un grupo de aficionados rojillos.

Los directivos de Osasuna desplazados ayer a Huesca posan junto a un grupo de aficionados rojillos. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

  • Los directivos de Osasuna desplazados ayer a Huesca posan junto a un grupo de aficionados rojillos.
  • Un hincha rojillo por las calles de Huesca.
  • Improvisada kalejira de la afición de Osasuna con instrumentos musicales.
  • Los afortunados seguidores rojillos que pudieron acceder a El Alcoraz.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Huesca- A pesar de que el Huesca solo pudo dispensar 260 entradas para la afición de Osasuna, fueron unos 400 los hinchas rojillos que se desplazaron ayer hasta tierras oscenses para animar a su equipo en El Alcoraz, un pequeño estadio con capacidad para poco más de 5.000 espectadores y que no permite desplazamientos masivos de las aficiones visitantes. Pero como los seguidores del conjunto navarro no se rinden con facilidad, a los que viajaron con entrada para disfrutar del encuentro desde la grada se sumaron unos cuantos más que se dejaron sentir durante casi toda la jornada por las calles de Huesca y también en los aledaños del estadio, donde vieron el partido en un bar que se ubica dentro de las instalaciones donde emerge El Alcoraz. Tanto, que sus cánticos se escucharon con fuerza dentro del estadio.

La jornada para la hinchada de Osasuna comenzó de manera festiva, con los seguidores del conjunto navarro arribando a Huesca un poco antes del mediodía, momento ideal para estirar las piernas y refrescar el gaznate, en la mayoría de los casos, con bebidas espirituosas. Los hinchas rojillos se mezclaron con los locales y también con los miembros de la junta directiva del cuadro navarro, encabezada ayer en tierras oscenses por su presidente, Luis Sabalza, que estuvo escoltado por Miguel Cuesta, Ignacio Yániz y César Muniáin, así como por el gerente, Ángel Ardanaz, y el director deportivo, Braulio Vázquez.

Al equipo de Diego Martínez no le faltó aliento en Huesca porque sus aficionados aparecieron en su hotel de concentración para insuflarle ánimos antes de poner rumbo al estadio, una concentración que fue posterior a la organizada por la plataforma Sadar Bizirik en el centro de la ciudad oscense para protestar contra el fútbol moderno -más bien, por las pocas entradas de que dispusieron los hinchas rojillos para el duelo de ayer-. Un par de autobuses con aficionados sin entradas fletados por Gorriak on tour y la Federación de Peñas de Osasuna tuvieron la culpa de que en Huesca hubiera más rojillos de los que podían acceder al estadio. Fue una fiesta, pero con final infeliz. Eso sí, sin incidentes reseñables, todo un triunfo en los tiempos que corren.

Herramientas de Contenido

Más sobre Osasuna

ir a Osasuna »