Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los socios de Gobierno apelan al compromiso con el acuerdo programático

EP - Lunes, 29 de Enero de 2018 - Actualizado a las 13:10h

Laura Pérez (Podemos), Javier Esparza (UPN) y Koldo Martínez (Geroa Bai), en los pasillos del Parlamento.

Laura Pérez (Podemos), Javier Esparza (UPN) y Koldo Martínez (Geroa Bai), en los pasillos del Parlamento. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Laura Pérez (Podemos), Javier Esparza (UPN) y Koldo Martínez (Geroa Bai), en los pasillos del Parlamento.

PAMPLONA. El presidente y portavoz parlamentario de UPN, Javier Esparza, ha afirmado que la situación interna de Podemos está teniendo un "efecto negativo y conlleva inestabilidad" para el Gobierno de Navarra, mientras que desde formaciones que sostienen al Ejecutivo han pedido a la formación morada que su situación no afecte al acuerdo programático.

Al término de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento foral, Javier Esparza ha mostrado su "respeto a cualquier organización y a cualquier parlamentario", si bien ha precisado que EH Bildu "ha marcado la posición del cuatripartito" en la polémica por el cambio de portavocías que han solicitado los críticos del grupo parlamentario de Podemos, un cambio que finalmente ha quedado a la espera de que el Legislativo elabore un informe jurídico.

"El primer grupo que ha marcado posición era Bildu, que ha dicho que se conociera el informe. La Mesa lo que tiene que hacer es darse por enterada. Cada grupo tiene legitimidad para marcar sus posiciones y sus portavoces. No haber dado trámite a los cambios nos parece significativo", ha indicado Esparza, señalando que UPN se ha abstenido.

Por parte de Geroa Bai, Koldo Martínez ha asegurado que su grupo es "escrupulosamente respetuoso con los procesos internos de los partidos" y ha asegurado que en el posible cambio de portavocías en Podemos hay dos cuestiones: "Que el grupo parlamentario sea número par y la existencia un reglamento interno de Podemos que tiene cierta validez. Esta realidad no había sido analizada por los letrados del Parlamento y el informe tendrá en cuenta esta realidad".

Así, ha señalado que "tendremos en cuenta lo que diga el informe de los letrados y tomaremos la decisión que haya que tomar, cuanta más información y más seguridad jurídica, mejor".

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha defendido que se vaya a elaborar un informe jurídico. "Vivimos una situación en la que las dos partes quieren traspasar la responsabilidad al resto de grupos y hemos dicho que sin querer optar por ninguna de las partes, es necesario un informe jurídico. Hay que dilucidarlo porque eso nos afecta a todos los grupos parlamentarios", ha señalado.

Araiz ha añadido que "el acuerdo programático fue firmado también por Podemos y somos conscientes de que el grupo está dividido en dos partes que parecen irreconciliables", ante lo que les ha pedido que tengan en cuenta "la credibilidad del cambio".

Por su parte, la portavoz del PSN, María Chivite, se ha mostrado "respetuosa con la organización interna de cada uno de los partidos", aunque ha precisado que "no puede ser" que desde Podemos "pretendan externalizar sus problemas y los lleven a Mesa y Junta". "No debemos decidir nosotros sobre problemas de otros grupos", ha señalado, para explicar que su grupo se ha abstenido en la Mesa.

No obstante, sí ha criticado que se haya admitido fuera del orden del día un escrito del portavoz de Podemos para contestar a los parlamentarios críticos y ha señalado que al PSN "no le dejan" introducir temas fuera del orden. "La Mesa hoy ha influido en las decisiones internas de los grupos. Nosotros no queremos entrar en eso. Que lo solucionen ellos", ha indicado.

En la misma línea, la portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha preferido "no entrar en guerras internas", pero sí ha pedido que "no se ralentice la actividad parlamentaria".

Por último, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha hecho un llamamiento a Podemos "para que solucione sus problemas y no afecte al funcionamiento del Parlamento". "Que dialoguen y tengamos garantizada la estabilidad", ha indicado.

De Simón ha apuntado que Izquierda-Ezkerra no entra en "cómo se organiza el grupo Podemos, pero sí nos preocupa la posición que pueda tomar cada uno de los parlamentarios respecto al acuerdo programático, que nos compromete a cada uno de los 26 parlamentarios". "Es responsabilidad de Podemos que esa crisis interna no afecte a la estabilidad del acuerdo programático", ha indicado.