Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
hospitalizado desde el 18 de diciembre

Fallece el anciano que fue acuchillado por otro en una residencia de Cárcar

Antonio Pueyo no pudo sobrevivir a las lesiones causadas por Julián Estornel

Jesús Morales / María San Gil - Lunes, 29 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Exterior de la residencia de ancianos Virgen de Gracia, en Cárcar.

Exterior de la residencia de ancianos Virgen de Gracia, en Cárcar. (María San Gil)

Galería Noticia

Exterior de la residencia de ancianos Virgen de Gracia, en Cárcar.

Pamplona- El hombre que fue acuchillado por otro en la residencia de ancianos de Cárcar, Antonio Pueyo Remacha, de 80 años, falleció este fin de semana como consecuencia de las lesiones sufridas. El octogenario permanecía hospitalizado desde el día 18 de diciembre, día que se produjo la agresión, que ahora será constitutiva de un delito de asesinato.

La juez de guardia de Estella decretó al día siguiente de los hechos el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de Julián Estornel Soler, de 73 años, por un delito de asesinato en grado de tentativa tras ser detenido por Policía Foral. La decisión del encarcelamiento, a petición de la Fiscalía, fue adoptada por el riesgo de fuga del procesado debido a la gravedad de la imputación a la que se enfrenta y por el riesgo de reiteración delictiva, puesto que el encarcelado y la víctima compartían residencia y en el procedimiento existen indicios de una clara animadversión que podría perpetuar dicha conducta delictiva.

Los hechos ocurrieron sobre las 22.00 horas del 18 de diciembre cuando el investigado cogió un cuchillo (con filo a un lado de 12,5 centímetros de hoja y 2,2 centímetros en la parte más ancha) que había comprado unas semanas antes en la localidad de San Adrián y acudió a la habitación de Antonio Pueyo, quien se encontraba tumbado en la cama viendo la televisión y con la luz apagada. Una vez dentro de la habitación del octogenario, que precisaba usar una silla de ruedas para desplazarse, el encausado se acercó a la cama de la víctima por la parte izquierda y, tras una discusión entre ambos, comenzó a asestarle diversas puñaladas, según el auto de la juez, una de las cuales le alcanzó en el cuello, produciéndole un gran corte, otra en el lado izquierdo de la cara, la tercera en la parte superior de la cabeza y una cuarta en la mano izquierda, también de gran tamaño.

Al aparecer, cuando una enfermera y otro residente entraron en la habitación de la supuesta víctima, el investigado se marchó. De camino a su habitación, y al pasar por el cuarto de geriatría, tal y como consta en el auto, el imputado dejó el cuchillo en el lavabo de esta estancia y continuó hasta su habitación, donde se cambió de ropa y esperó sentado en la cama hasta que llegó la policía.

Confesó los hechosPara la juez, los hechos están indiciariamente acreditados por la declaración del investigado, quien en su comparecencia judicial reconoció que acudió a la habitación de la supuesta víctima con un cuchillo para pedirle explicaciones por unas acusaciones que había estado vertiendo sobre él durante los últimos dos meses “con la intención de darle su merecido”. Ese “merecido”, según el encausado, consistiría en “pincharle” si no reconocía los hechos.

El presunto autor también reconoció ante la juez que “pinchó” en varias ocasiones al otro residente con intención de “matarlo” y que dejó de hacerlo cuando acudieron la enfermera y otro compañero, momento en el que salió de la habitación, dejó el cuchillo en una toalla en otra habitación y se fue a la suya. Allí se cambió de ropa y dejó la que llevaba en la terraza ya que estaba manchada de sangre.

La misma noche de los hechos Antonio Pueyo Remacha fue ingresado en la UCI del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), donde fue operado de las graves lesiones que presentaba. El pasado sábado, cuarenta días después de haber sufrido la agresión, se certificó su fallecimiento.