CCOO y UGT convocan paros laborales para el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Critican la violencia machista, la brecha salarial y la precariedad en el empleo

Martes, 30 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

madrid- Los sindicatos CCOO y UGT anunciaron ayer la convocatoria de “paros laborales” de dos horas para el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer y fecha para que las organizaciones de mujeres vienen convocando una huelga feminista que afecte al empleo, el consumo y la educación.

Lo explicaron en rueda de prensa la vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas;el secretario General de este sindicato, Pepe Álvarez;la responsable de Igualdad en CCOO, Elena Blasco;y el secretario general del sindicato, Unai Sordo. Según concretó Blasco, los paros serán de dos horas “en las horas centrales de la mañana y la tarde”, fórmula que se ha adoptado para “garantizar el éxito de la convocatoria”, darle “cobertura legal”, facilitar la negociación de los trabajadores que quieran consensuarlo con las empresas para sumarse, y “dar impulso político a la reivindicación”.

Ambas representantes sindicales explicaron que la decisión se ha adoptado para “dar un paso más” tras los parones simbólicos que se convocaron en 2017, pero sin llegar a una huelga general porque “es el último escalón” y en este caso, parar “es una herramienta, no un fin”.

Se trata, tal y como señalaron, de “dar viabilidad” a la reivindicación de una sociedad y un mercado laboral más justos con las mujeres. Quieren que “en los centros de trabajo la gente reflexione y hable de lo que está ocurriendo”. “Esto no quiere decir que si más tarde o más temprano UGT y CCOO consideramos que hay que convocar una huelga general, no lo hagamos”, aseguró Antoñanzas. Blasco añadió que en todo caso, “si sale bien, el día 9 será el Gobierno quien tenga que mover ficha”.

Los paros laborales son oficiales y se tratarán desde los sindicatos igual que se abordan las huelgas: se establecerán comités de huelga, asambleas informativas y provisión de servicios mínimos para cubrir la actividad imprescindible durante esas cuatro horas de parada.

Aunque en inicio, los sindicatos proponen que los paros se realicen de 12.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 19.00 horas, el horario se irá trabajando a nivel sectorial en cada territorio y podrá ser diferente en cada rama, pies se trata de que el mayor número de trabajadores se puedan sumar. “Es una reivindicación más social y cívica que política”, comentó Blasco, para apuntar que “va a ser difícil valorar” el grado de participación en la convocatoria de paros.

Los sindicatos participarán además en las movilizaciones y actos que se realicen en los distintos territorios con motivo del 8 de marzo, así como en las manifestaciones que cada año se convocan en las capitales de provincia de prácticamente todo el país.

En su intervención, Antoñanzas fue desgranando las razones motivan tras la convocatoria, como la persistencia de las violencias de corte machista o el hecho de que el desempleo es un 3,5% más alto entre las mujeres, quienes además desempeñan el 74% de los empleos a tiempo parcial y presentan una tasa de actividad 11,5 puntos más baja. “A las mujeres nos están robando”, sentenció.

“un paso más”“CCOO y UGT consideramos que este 8 de marzo tenemos que dar un paso más. Hemos hecho siempre movilizaciones, manifestaciones y concentraciones, pero este año convocamos un paro para dar visibilidad a todos estos problemas que se están produciendo en nuestro país y todas las discriminaciones que están sufriendo las mujeres para acceder al mercado laboral y una vez en él, la brecha de oportunidades que existe”, añadió la responsable de UGT.

Entre las reivindicaciones, cobra especial protagonismo la de una ley de igualdad retributiva que ofrezca medidas de amplio espectro contra la brecha salarial, después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, contestase “no nos metamos en eso” cuando se le preguntó por sancionar a empresas que paguen distinto por género. - E.P.