Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La ‘magia’ de Bruno Mars en los Grammy

El hawaino se impuso a Lamar y Jay-Z en una gala que premió también a Ed Sheeran, Alessia Cara y Shakira, entre otros

Un reportaje de Nora Quintanilla. Fotografía Justin Lane - Martes, 30 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Rihanna, con Kendrick Lamar.

Rihanna, con Kendrick Lamar.

Galería Noticia

  • Rihanna, con Kendrick Lamar.
  • Alessia Cara, artista revelación.

bruno Mars se coronó en la noche del domingo al lunes en los Grammy 2018 al lograr seis gramófonos e imponerse sorpresivamente en el duelo que protagonizaban los raperos Kendrick Lamar y Jay-Z, los favoritos de la gala. El primero logró cinco premios pero el segundo se fue de vacío (comoDespacito) en una ceremonia que cumplía su 60º aniversario, se celebró en Nueva York y estuvo marcada por la lucha de las mujeres por la igualdad y las críticas a Donald Trump. También resultaron premiados Ed Sheeran, Alessia Cara, The Rolling Stones y Leonard Cohen, a título póstumo.

Los premios de la industria de EEUU optaron por premiar la música más joven, amable y comercial, en lugar del rap callejero a pesar de su poder mediático y de negocio, y de una mayor visibilidad que hacía que cinco músicos de color optaran al galardón al mejor disco del año. Y ahí, arrasó, de manera sorprendente, Bruno Mars, que se llevó los seis gramófonos a los que optaba con esa magia de 24 kilates a la que alude su disco 24K magic.

Su música fresca, bailable, apta para todos los públicos y con rastros de la música negra clásica, del r&b principalmente, logró el Grammy al mejor álbum, mejor de r&b y la mejor grabación, y su single That’s what I like, los de mejor canción general y de r&b, y mejor actuación. Mars, hawaiano de ascendencia puertorriqueña, demostró su poderío sobre el escenario (el año pasado homenajeó a Prince), y aseguró que busca “dar alegría” y hacer “bailar al público”, al que dijo estar entregado desde que cantaba para los turistas en Hawai cuando era un adolescente.

Kendrick Lamar, el rapero favorito de la crítica desde que editó To pimp a butterfly, consiguió cinco Grammy, como los de mejor interpretación rap, mejor canción y vídeo por Humble, y triunfó en el duelo hip hop de la velada, que volvió a presentar el humorista James Corden. Lamar, que actuó junto a parte de U2 y compartió su gramófono de Loyalty con Rhianna, rechazó que su música tenga que ver con el aspecto más superficial de la música (premios, ropa, coches de lujo) sino que está ligado a “expresarse y pintar algo para que el mundo evolucione”.

los perdedoresPor el contrario, la sorpresa de la noche, que había trasladado la ceremonia desde Los Ángeles a Nueva York al celebrarse su 60º aniversario, se llamó Jay-Z. Optaba a ocho premios y se fue de vacío sin entender nada. El rapero, de 48 años, no pudo reverdecer el éxito de su esposa, Beyoncé, el año pasado, cuando triunfó con su disco Lemonade, solo superada por Adele. Despacito, la omnipresente canción de Luis Fonsi y Daddy Yankee, que optaba a tres premios, tampoco logró ninguno.

La noche, que ofreció un homenaje a los pioneros rockeros Chuck Berry y Fats Domino, fallecidos el pasado año, y actuaciones de U2 y de Sting y Shaggy, encumbró también al pelirrojo Ed Sheeran en la categoría de pop, ya que se impuso a Coldplay y Kesha con su disco Divide, que se convirtió en el mejor del año, y a Lady Gaga y Pink con su temaShape, mejor interpretación vocal.

Alessia Cara, canadiense de 21 años, se impuso a Khalid, Lili Uzi Vert, Julia Michaels y SZA en la categoría de mejor nuevo artista gracias a su tema1-800-273-8255;Shakira ganó el premio en la categoría de mejor álbum de música pop latina por El Dorado, que presentará en el BEC en verano, imponiéndose a Juanes y Natalia Lafourcade;y dos veteranos, The Rolling Stones y Leonard Cohen, emergieron entre tanto oropel juvenil y lograron los Grammy a mejor disco de blues tradicional y mejor interpretación rock, respectivamente.

críticas y solidaridadTanto o más comentado que los vestidos y trajes de los nominados, resultaron las rosas blancas que lucieron las estrellas en apoyo al movimiento #MeToo, de rechazo al acoso sexual, como las críticas a Trump. Bono, durante una actuación con la Estatua de la Libertad al fondo, sacó su megáfono para recordar la alusión del presidente a “los países de mierda”, la joven Camilla Cabello (que triunfa con su debut y Havana) denunció la política migratoria de Trump y, entre otros, Janelle Monae animó a trabajar juntos a hombres y mujeres para luchar contra el acoso y los abusos. “Venimos en son de paz, pero tampoco vamos a aguantar tonterías. A los que se atrevan a intentar silenciarnos, les decimos que se acabó”, indicó.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia