Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El programa para detectar el cáncer de cuello de útero busca llegar a 175.000 mujeres

Navarra quiere activarlo en 2020
Ahora las pacientes solicitan esa revisión, pero el nuevo sistema tendrá una campaña de promoción como las de mama o de colon

Garikoitz Montañés Javier Bergasa/Iñaki Porto - Martes, 30 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Arriba, una carrera contra el cáncer de mama organizada por Saray. Abajo, de i a d, Elisa Sesma, Nieves Ascunce, Luis Gabilondo, Juan Carlos Muruzabal y Cristina Gómez, ayer en la conferencia de prensa.

Arriba, una carrera contra el cáncer de mama organizada por Saray. Abajo, de i a d, Elisa Sesma, Nieves Ascunce, Luis Gabilondo, Juan Carlos Muruzabal y Cristina Gómez, ayer en la conferencia de prensa.

Galería Noticia

Arriba, una carrera contra el cáncer de mama organizada por Saray. Abajo, de i a d, Elisa Sesma, Nieves Ascunce, Luis Gabilondo, Juan Carlos Muruzabal y Cristina Gómez, ayer en la conferencia de prensa.

pamplona- El Servicio Navarro de Salud quiere ofrecer a partir de 2020 un sistema de detección precoz del cáncer de cérvix, de cuello de útero, con el que espera llegar a unas 175.000 mujeres de entre 25 y 65 años. La medida sigue los pasos de otros programas similares ya implantados, como el de cáncer de mama o el colorrectal. A diferencia del sistema actual, que arranca con la petición de las pacientes, este método consistiría en una campaña que se ofertaría a todas las mujeres en esa franja de edad (y que no tienen por qué tener síntomas), que podrán acudir a los centros de atención a la salud sexual y reproductiva (los llamados CASSYR) para realizarse las pruebas correspondientes. Estas consultas las asumiría el personal de Enfermería, que después podría derivar casos a Ginecología.

En la actualidad, según los datos del Registro de Cáncer de Navarra, se registran 19 casos al año de cáncer de cérvix invasivo en mujeres. Es uno de los menos frecuentes. El consejero navarro de Salud, Fernando Domínguez, ya anunció a finales de 2017 que establecer este sistema de detección y diagnóstico precoz era una de las medidas en la que se trabajaba, pero para que arrancaran ya durante la próxima legislatura. Poner en marcha este proyecto es una acción que se enmarca dentro de la actualización, por parte del Ministerio de Sanidad, de la Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud, según explicó ayer el Gobierno foral a través de un comunicado, que incluye la realización de este cribado de una forma más organizada, y que incorpora la detección del virus del papiloma humano (HPV), un factor de riesgo asociado a este cáncer.

Ayer, en conferencia de prensa, presentaron los objetivos del proyecto el director general de Salud, Luis Gabilondo;la jefa del Servicio de Epidemiología y Prevención Sanitaria del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, Nieves Ascunce;el jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Complejo Hospitalario de Navarra, Juan Carlos Muruzabal;la responsable de los mencionados CASSYR, Elisa Sesma;y la jefa de la Unidad de Enfermería de Salud Sexual y Reproductiva del Área de Pamplona, Cristina Gómez.

En la actualidad, el sistema está más asociado a la demanda de las pacientes, que pueden pedir una revisión (puede ser cada tres años) en las que se hace esa citología, revisión de mama o una ecografía si procede. Pero habitualmente es porque una mujer acude con algún problema o se le ha derivado dentro del sistema. De ahí que ayer se hablara del sistema actual como más “oportunista”. ¿En qué cambiaría el nuevo programa? Según explicó Ascunce, se busca aumentar la eficiencia. Con el sistema actual, según estimó Muruzabal, se calcula que se llega al 70% de la población buscada, y con el nuevo se hará una promoción más generalizada, a través por ejemplo de cartas al domicilio o de campañas más generales de información, para intentar llegar con esas citologías a más mujeres. En concreto, a esas 175.000 de entre 25 y 65 años. En general, entre los 25 y los 35 años se prevé que sea una vez cada tres años.

Fuentes de la asociación española contra el cáncer en Navarra, AECC, que en su día se movilizaron para reclamar pruebas como la del cáncer colorrectal, destacaron ayer, a la espera de conocer más el proyecto, su apoyo, en general, a la realización de pruebas de detección “fiables”.

otro paso, cambiar el protocolo En este año se empezará a diseñar un modelo organizativo de este programa, puesto que conlleva organizar los servicios asistenciales, ordenar la gestión y desarrollar un sistema de información para su gestión y evaluación. La responsabilidad de organizar el programa, que será clave para animar a las mujeres a participar en él, será del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra.

Por ahora, se ha decidido actualizar el protocolo de prevención ginecológica, que asigna a matronas y a personal de Enfermería de los CASSYR la realización de citología e historia completa de las pacientes. Se trata, también, de que los y las profesionales tengan clara la sintomatología y signos de alarma, para valorar cuándo derivar el caso a Ginecología. En entre el 92 y el 94% de los casos, el resultado es normal, pero si se detectan células anormales, la paciente será derivada para completar el estudio.