Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

“Pensé en una obra que no solo recuerde, sino que mire al futuro con un stop agresiones”

Dora Salazar describió que se trata de un “cuerpo totémico” que “no llega a ser hiriente”

Martes, 30 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Pamplona- Dora Salazar la ideó con el título Imposibilidad del ser (es posible que el nombre definitivo sea otro) y cuando recibió el encargo de la plataforma Sanfermines 78 Gogoan! pensó en ella por ser “una imagen fuerte para colocar en el espacio público”, un “cuerpo totémico sin brazos ni cabeza, pero sin llegar a herir”. Con la colocación junto a la plaza de toros, ésta será la primera obra que la artista tenga instalada en el término municipal de Pamplona.

Será un monumento histórico que recordará “a toda una ciudad, la que sufrió aquella agresión en el 78”, recordó Helena Bengoetxea, de la plataforma. La obra de la artista alsasuarra es una escultura en bronce de algo más de dos metros de altura, cuyos gastos se van a sufragar por cuestación popular gracias a una campaña de crowfunding que Sanfermines 78 Gogoan! tiene previsto iniciar en febrero. Asimismo, la obra incluirá en su interior una “caja del tiempo” en la que se colocarán los nombres de todas las personas y colectivos que contribuyan económicamente a la realización del monumento, reafirmando así su carácter colectivo y popular.

Así, Bengoetxea detalló que en el 40 aniversario de los hechos, se ve “necesario” que exista una escultura que recuerde aquello y mantenga viva la memoria de lo sucedido, “una escultura que exprese esa agresión indiscriminada y el dolor de toda una ciudad golpeada de forma gratuita. Cualquiera de las 20.000 personas que ocuparon la plaza de toros aquel día o cualquiera de las otras muchas que celebraban los Sanfermines en las calles de Iruñea tras la corrida, podía haber sido Germán”, puntualizó.

Por su parte, Dora Salazar, nacida en 1963 en Alsasua, autora de la obra y presente también en la rueda de prensa, detalló las características de la obra, una figura de aproximadamente dos metros de altura realizada en hierro forjado, que se trabajará en la fundición Urkobase de Ermua. En palabras de Salazar, “es una pieza hecha con el calor popular, que no se impone y que ha sido decidida por muchas de las personas que van a verla paseando por la calle”. Se trata de un cuerpo totémico, mutilado, sin cabeza ni brazos “pero sin llegar a ser hiriente que puede muy bien identificar el tema. Un espacio para recordar y, siendo más ambiciosa”, según añadió, “para crear un espacio de significados que no solo recuerde sino también, mirando al futuro, diga stop a las agresiones”.

La obra será colocada delante de la plaza de toros, donde ocurrieron los sucesos, en un espacio que está definiéndose con los técnicos municipales, pero que ya cuenta con autorización municipal, como se acordó en pleno.

- Marivi Salvo

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia