El referéndum de Figueruelas instala la incertidumbre en Aragón

La factoría de Opel-PSA supone el 23% del PIB de la comunidad, unos 8.000 millones anuales

Miércoles, 31 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Dos empleados salen de la factoría Opel en Figueruelas.

Dos empleados salen de la factoría Opel en Figueruelas. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Dos empleados salen de la factoría Opel en Figueruelas.

pamplona- El referéndum en el que ayer y hoy participan los cerca de 5.400 trabajadores de la planta de Figueruelas (Zaragoza) ha llevado la incertidumbre a Aragón por cuanto de su resultado -sí o no al preacuerdo de convenio colectivo- dependerá el desarrollo de la economía aragonesa, ya que la factoría supone un 23% del PIB de la comunidad, unos 8.000 millones de euros anuales.

A las 13.00 horas comenzaron a votar los empleados de Opel (marca del grupo francés PSA) en la planta zaragozana, entre los que no se incluyen los que no han renovado su contrato de relevo o los que están de vacaciones. Hoy, en cuanto la consulta haya llegado a todos los turnos laborales, acabará el referéndum y se sabrá el futuro de la fábrica.

Lo que votarán los trabajadores es el preacuerdo in extremisque firmaron el lunes la dirección y la mayoría de representantes del comité de empresa, pocas horas antes de vencer el plazo que ambas partes se dieron a finales de la semana pasada.

La negociación, esos días, había quedado en punto muerto porque, primero, los sindicatos decidieron suspender las negociaciones hasta que Opel estudiara una serie de requisitos indispensables, y después, porque la dirección optó por paralizar la producción del nuevo modelo del Corsa y bloquear una serie de inversiones.

plan industrialCon la condición de que la compañía diseñe un plan industrial que permita mantener la planta a plena capacidad de producción, el preacuerdo prevé una vigencia del convenio de cinco años, hasta 2022, e incluye, entre otros puntos, congelación salarial en 2018, revisión de sueldos en 2019 y 2020 sobre el 50% del IPC y hasta el 60% en 2021 y 2022. Establece, además, que los trabajadores dejen de disfrutar de cinco minutos de pausa, una rebaja de pluses de un 5% y la reducción paulatina de los pluses por calendarios especiales.

El líder de UGT en la planta, José Carlos Jimeno, admitió que el preacuerdo es “duro” y que es “complicado” que la plantilla lo refrende, ya que supone “sacrificios”. Sin embargo, pidió a los trabajadores que voten “con la cabeza y no con el corazón” porque se garantiza el trabajo para los próximos diez años. “Ese es el valor que hay que poner encima de la mesa con toda la claridad del mundo”, subrayó Jimeno, que espera que los trabajadores “voten en conciencia” y que el resultado sea positivo, aunque comprende que una parte de la plantilla pueda estar “enfadada” porque el preacuerdo representa una reducción de las condiciones laborales (en sueldos, en el peor de los casos alrededor de 90 euros al mes, según sus cálculos).

La secretaria general de Industria de CCOO en Aragón, Ana Sánchez, aseguró que comprende “el enfado, la frustración y el malestar” de los trabajadores, pero les ha invitado a votar que sí porque, de lo contrario, sería “imposible retomar la mesa de negociación” con PSA. Sánchez reconoció que Figueruelas se encuentra en una “zona de riesgo” después de que la dirección anunciara la paralización del Corsa, si bien explicó que la negociación ha permitido que la empresa se eche para atrás en sus “pretensiones” de configurar las mismas condiciones laborales que la fabrica de Vigo. UGT, CCOO y Acumagme, que tienen mayoría en el comité de empresa, son paridarios del acuerdo. - Efe

el dato

El presidente de Aragón pide sacrificios. La trascendencia de la situación en Figueruelas es tal que de su producción depende en gran medida el sector auxiliar y las 25.000 personas que en él trabajan. El presidente de Aragón, Javier Lambán, consciente de que está en juego la economía de la comunidad, pidió ayer “encarecidamente” a los trabajadores que acaten el preacuerdo a pesar de los “sacrificios” a los que se han visto abocados.