Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Merkel y Schulz, más cerca de la gran coalición tras el acuerdo sobre refugiados

Pactan un tope de mil entradas al mes para las reunificaciones familiares

Miércoles, 31 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Angela Merkel, canciller alemana.

Angela Merkel, canciller alemana. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • Angela Merkel, canciller alemana.

berlín- Los dos grandes partidos alemanes han logrado llegar a un acuerdo sobre uno de los principales obstáculos para formar una Gobierno de gran coalición. Los conservadores de Merkel y los socialdemócratas de Schulz llegaron a un acuerdo sobre los límites para la acogida de familiares de refugiados: mil entradas al mes para las reunificaciones.

Este ha sido uno de los asuntos que enfrentaba a los dos partidos que están llamados a entenderse en un nuevo Ejecutivo. Pocas horas después de dar a conocer el pacto asomaron sin embargo las primeras grietas sobre la interpretación de un texto cuya letra pequeña debe aún refinarse. Merkel lo calificó de “buena noticia” en una reunión del partido, según reprodujeron los medios alemanes. La socialdemócrata Andrea Nahles lo calificó de “compromiso razonable” que permitirá a partir de agosto a 12.000 familiares de refugiados acudir a Alemania cada año con el estatuto de protección subsidiaria. “La solución de la cuota supone una garantía de que nuestra capacidad de integración no va a ser sobrepasada”, dijo el ministro de Interior, Thomas de Maizière.

El Gobierno había suspendido por dos años el derecho a la reagrupación familiar para aquellas personas que no hubieran sido reconocidas como refugiadas, pero que contaran con protección subsidiaria en Alemania y esa restricción, que finalizaba en marzo y estaba pendiente de una posible renovación, desaparecerá finalmente a finales de julio.

El SPD aceptó en enero abrir un proceso de diálogo con la Unión Social Cristiana (CSU) y la Unión Cristiano Demócrata (CDU) para intentar formar una gran coalición, reeditando así el pacto alcanzado la pasada legislatura. Martin Schulz, que aspira a convencer a las bases de que el pacto alcanzado no supone una victoria para el centro derecha, lo consideró un “acuerdo 1.000+”;es decir, el millar ya pactado en un preacuerdo anterior y que el congreso del SPD exigió mejorar, al que se le añadirían casos de urgencias humanitarias.

En opinión de diversos analistas políticos, el acuerdo en el polémico punto supone en realidad un tanto a favor del bloque conservador, defensor de fijar un cupo máximo de refugiados, ya que los casos graves son muy limitados, como se ha visto en años anteriores.

Junto a la política de refugiados, el SPD situó otros dos puntos prioritarios en las negociaciones: una reforma del sistema sanitario que evite desigualdad en la atención a los pacientes con seguro público o con seguro privado y cambios en la legislación laboral para limitar los contratos temporales.

objetivosEl objetivo que se han marcado el SPD, la Unión Cristianodemócrata (CDU) que lidera Merkel y su ala bávara de la Unión Socialcristiana es que las negociaciones concluyan este domingo, aunque ambos bloques han previsto dos días adicionales de reuniones por si se necesita cerrar flecos. Con el acuerdo de coalición firmado, se abrirá el plazo para informar del mismo a los más de 440.000 militantes del SPD, de cuyo voto dependerá en última instancia si se formaliza una nueva alianza con Merkel.

Las afiliaciones al partido están creciendo y la dirección ha acordado que podrán votar todas las personas registradas antes del 6 de febrero, mientras las Juventudes Socialdemócratas (Jusos) prosiguen con su campaña de boicot para reunir nuevos militantes que voten en contra de la gran coalición.

Su rechazo a un nuevo gobierno con Merkel, que aspira a su cuarta legislatura como canciller, es compartido por distintos sectores del partido, que el pasado 21 de enero votó por un estrecho margen (56%) a favor de iniciar las negociaciones con los conservadores. - Efe/D.N.

Herramientas de Contenido