Música

Hasta pronto, Nekez

Por Javier Escorzo - Miércoles, 31 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:02h

concierto de against the waves &nekez

Fecha: 26/01/2018. Lugar: Sala Canalla. Incidencias: Nekez cerraba la gira de su último álbum, Lokatzetako Igela, y para celebrarlo invitaron a los madrileños Against the waves (Mike Mateos, voz, Jesús de Luis y Manuel Carrasco, guitarras, Guille Alba, bajo, David Díez, batería, y Dani Dejota, voz, samplers y sintetizadores). Por su parte, Nekez son Ander Arlegi, bajo, Eder González, guitarra, Joseba Urtasun, voz, y Jon Ziriza, batería.

La lluvia caía con una fuerza inusitada en Pamplona el viernes pasado. Aun así, un puñado de valientes desafío a la climatología y se dio cita en la sala Canalla, donde iba a tener lugar una cita importante para los amantes del metal. Un cartel que finalmente fue doble, pero que inicialmente iba a ser triple (en el último momento se cayeron, por motivos de salud, los estellicas de Irkaia). A pesar de este imprevisto de última hora, la oferta seguía siendo de lo más apetecible.

La primera banda en actuar fue Against the Waves, que debutaba en nuestra ciudad (es raro que nunca hubiesen tocado por estas tierras, ya que han pasado por algunos de los festivales más prestigiosos del planeta, como Resurrection Fest, Download Fest o Rock al Parque). Los madrileños están presentando su segundo disco, Borealis, grabado en Detroit a las órdenes del productor Joey Sturgis, y con el que han entrado por derecho propio en lo más granado del panorama metalero, no ya solo nacional, sino también europeo. Como se esperaba, no escatimaron decibelios y descargaron su poderoso sonido, cimentado sobre dos guitarras, bajo y batería, y apuntalado por los samplers y sintetizadores que Dejota extraía de su portátil. Vencieron y convencieron con temas como Northern light o la ochentera Hivemind.

Tras una breve pausa para adecuar el escenario, llegó el plato fuerte de la velada, que no era otro que la despedida de la gira de Nekez después de más de cuarenta actuaciones. Quisieron echar el cierre en Pamplona, arropados por sus familiares y amigos en una fiesta que, como ellos mismos dijeron, no era un adiós, sino un hasta luego. Tras una intro en la que se escucharon fragmentos de distintos discursos políticos, los de Barañáin arrancaron con E.H. Raikitzen, y, sin pausa, Txanponaren beste aldea. Para Matrix contaron con la colaboración de Iñaki, de Mosh, que se comió el escenario, como poco después hizo Gartxot, de The Guilty Brigade, en Altzo txakurrak. Demostraron que tienen un espléndido futuro por delante con el estreno de Haustura, un tema recién compuesto y que previsiblemente formará parte de su próximo álbum, en el que ya están trabajando. El comienzo de Bideak sonó casi acústico, aunque rápidamente avanzó hacia su rocoso sonido habitual. Y hubo más colaboraciones: Jon y Aaron, de Bourbon Kings, en Bizi, y Maialen Gurbindo (Chica Sobresalto), a quien el fin de semana anterior habíamos visto cantando la folkie Nuevos rockeros con Gussy, y que en esta ocasión se desgañitó en la rabiosa Haur jolasak. Fue precisamente en las últimas canciones cuando el público se involucró más;hasta ese momento había bailado tímidamente algo alejado del escenario, pero en la dupla final pudieron verse los habituales pogos. Era de justicia que la parte de abajo correspondiera a la entrega que durante toda la noche habían derrochado los miembros de Nekez, de quienes esperamos recibir noticias más pronto que tarde.

Más sobre Cultura y Ocio

ir a Cultura y Ocio »